Un 'hacker' asegura que espió a los opositores de Peña Nieto en 2012

Andrés Sepúlveda le dijo a Bloomberg que ayudó a generar campañas sucias en las redes sociales contra los rivales del ahora presidente de México.
'Hacker'  Los ciberataques son un delito cada vez más común en el mundo.
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Un equipo de hackers "robó" estrategias de los opositores al entonces candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, durante la campaña de 2012 en México, "manipuló" a las redes sociales para crear falsas olas de entusiasmo a favor del ahora presidente mexicano, e instaló un sistema de espionaje contra sus rivales, dijo Andrés Sepúlveda, quien se describió como un hacker profesional, al portal Bloomberg.

El colombiano declaró al medio estadounidense que con un presupuesto de 600,000 dólares se encargó de "dirigir" a los hackers que realizaron campañas sucias contra los opositores al entonces candidato a la presidencia de México. El hombre aseguró que ha trabajado en campañas políticas a favor de políticos como Álvaro Uribe en Colombia, Porfirio Lobo en Honduras, Juan Carlos Navarro en Panamá, además de dirigir campañas contra Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela.

El área de Comunicación Social de la Presidencia de la República de México dijo a Expansión que no emitirá comentarios acerca del artículo de Bloomberg.

Sepúlveda afirma que usualmente trabajaba bajo las órdenes de Juan José Rendón, un consultor con sede en Miami que ha sido llamado el "Karl Rove" de América Latina. Rendón negó haber utilizado a Sepúlveda para algo ilegal y negó categóricamente tener cualquier relación con el colombiano.

Un vocero del PRI, de quien Bloomberg no da su nombre, le dijo a ese medio que el partido no tiene conocimiento de que Rendón trabajara para Peña Nieto o para cualquier otra campaña priista.

Una persona que trabajó en la campaña presidencial mexicana de 2012, que pidió no ser identificada por motivos de seguridad, le confirmó a Bloomberg que Sepúlveda y Rendón tuvieron un papel clave en la elección mexicana de hace cuatro años.

Rendón expresó que ha trabajado en campañas de candidatos del PRI por 16 años, desde agosto de 2000 hasta hoy.

Juan José Rendón, de acuerdo a Sepúlveda, vio en los hackers una oportunidad para integrarlos en una operación política moderna, llevando a cabo ataques, investigación de la oposición y encontrando maneras de suprimir a los rivales.

Sepúlveda, por su parte, plantea que los electores confían en lo que consideran son "expresiones espontáneas" de gente real en las redes sociales, más que en lo que dicen los expertos en la televisión y los periódicos.

El hacker sabía que las cuentas pueden falsificarse en las redes sociales y que se pueden fabricar tendencias, a bajo costo. Por eso, el colombiano escribió un programa de software, ahora llamado Social Media Predator, que maneja y dirige un ejército virtual de cuentas falsas de Twitter. El software le permite cambiar fácilmente nombres, fotos de perfiles y biografías para que de adapten a cualquier necesidad.

De acuerdo con Bloomberg, a Sepúlveda no le gustaba la idea de trabajar presencialmente en México, pero Rendón lo convenció de realizar varios viajes al país, desde 2008.

En la elección presidencial de 2012, Peña Nieto tenía unos 20 puntos de ventaja sobre sus rivales Andrés Manuel López Obrador, de una coalición de izquierda, y Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional (PAN), pero el equipo de campaña del ahora presidente de México no iba a tomar riesgos.

El equipo de Sepúlveda fue contradado por el PRI y de inmediato puso manos a la obra: instaló un malware en las oficinas centrales del izquierdista PRD, que abanderaba López Obrador; este sistema le permitió a Sepúlveda intervenir teléfonos y computadoras de cualquier persona que usara la red, incluyendo a López Obrador, detalla el reporte de Bloomberg.

El hacker colombiano argumenta que realizó algo similar con la campaña de Vázquez Mota.

El dinero no fue un problema, de acuerdo con lo que Sepúlveda le dijo a Bloomberg. El hacker se gastó 50,000 dólares en la compra de un software ruso de alta tecnología que permitió interferir teléfonos de Apple, BlackBerry y Android phones. Sepúlveda también se especializó en crear perfiles falsos de Twitter que parecen reales.

De acuerdo con la historia de Bloomberg, Sepúlveda ofreció casi cualquier cosa que pudiera tener a la mano para la campaña del priísta. En la víspera de la elección presidencial de 2012, el hacker dice que programó computadoras para que llamaran a decenas de miles de electores en Jalisco durante la madrugada.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×