32 años después, Félix Gallardo es sentenciado por asesinato de agente de la DEA

Un juzgado federal sentencia a Miguel Ángel Félix Gallardo a 37 años de prisión por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena "El Kiki" Salazar, ocurrido en 1985.
Capo  Miguel Ángel Félix Gallardo fue detenido y vinculado como uno de los hombres que ordenó el asesinato del agente de la DEA en 1985.  (Foto: Especial)
Rodrigo Hernández López /
CIUDAD DE MÉXICO -

Tuvieron que pasar 32 años para que un juzgado federal sentenciara a Miguel Ángel Félix Gallardo a 37 años de prisión por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena "El Kiki" Salazar ocurrido el 7 de febrero de 1985.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó este miércoles que el líder del Cártel de Guadalajara deberá pagar, además de pasar más tiempo en prisión, 20 millones 810,000 pesos como reparación del daño por la muerte del agente y de un piloto de nacionalidad mexicana.

"El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Jalisco, informa que declaró penalmente responsable e impuso una pena de 37 años de prisión a uno de los líderes del llamado cártel de Guadalajara, por la comisión del delito de homicidio calificado, con premeditación y ventaja", indicó un comunicado el CJF.

Recomendamos: El papel de México en las extradiciones

Durante los años ochenta, Rafael Caro Quintero era el tercer hombre más importante dentro de la jerarquía criminal. Miguel Ángel Félix Gallardo “El Jefe de Jefes” era el segundo, y Ernesto Fonseca Carrillo, alías "Don Neto", era el líder del Cártel de Guadalajara y se encargaban de la distribución de droga a Estados Unidos.

Enrique Camarena Salazar, mejor conocido como “El Kiki”, se naturalizó como ciudadano estadounidense y se unió al cuerpo de marines. Luego entró a la DEA donde fue asignado a una operación en Guadalajara, Jalisco, para combatir al narcotráfico.

Cuando llegó a Jalisco hizo tratos con Caro Quintero y Fonseca Carrillo para ganar su confianza. Días después fue encontrado "El Búfalo", un rancho en Chihuahua con 1,000 hectáreas de mariguana y donde fueron encontrados 10,000 campesinos que trabajaban para el Cártel de Guadalajara.

El 7 de febrero de 1985 Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca y Miguel Ángel Félix Gallardo secuestraron a Enrique Camarena para torturlarlo, pero de acuerdo con las investigaciones de la época fue golpeado a tal grado que le provocaron la muerte.

Camarena y Caro Quintero, la ‘historia secreta’

"Don Neto" fue aprendido el 7 de abril de 1985 en Puerto Vallarta, Félix Gallardo el 8 de abril de 1989 en Guadalajara y Caro Quintero el 4 de abril de 1985 en Costa Rica, señalados por los gobiernos de México y Estados Unidos como los responsables de la muerte del agente.

Tras el asesinato, la DEA creó la "Operación Leyenda" a cargo del agente Héctor Berrellez. En un reporte se informó que la CIA ponía en marcha el plan Irán-Contra para derrotar al gobierno establecido por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, pero debido a que el Congreso de Estados Unidos había prohibido el programa, la agencia en su intento por frenar las tendencias socialistas usó recursos provenientes del narcotráfico para seguir con la Contra.

En 1986 se crearon comisiones especiales (Kerry, Tower y Walsh) para investigar el caso de la Contra en Estados Unidos y las tres llegaron a la conclusión de que existió la tolerancia para que se traficara droga de América Latina a Estados Unidos y entre los capos a los cuales se les permitió salieron los nombres de Caro Quintero, Fonseca Carrillo, Félix Gallardo y el Cártel de Medellín.

De acuerdo con recientes investigaciones periodísticas cuando ocurrió el asesinato de Camarena estaba presente en el lugar Joaquín "El Chapo" Guzmán, exlíder del Cártel de Sinaloa y además dicha muerte está relacionada con el asesinato del periodista Manuel Buendía ocurrido el 30 de mayo de 1984.

Ahora ve
La última semana muestra ejemplos de la violencia excesiva que vive México
No te pierdas
×