Los 10 secretos de Slim

El empresario Carlos Slim reveló los principios que ha mantenido en 40 años de Grupo Carso; este decálogo lo ayudó a construir un imperio empresarial y una fortuna personal de 49,000 mdd.
La fórmula del éxito. (Reuters)  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Carlos Slim reveló ayer a la prensa un decálogo de consejos empresariales que lo llevaron a convertirse en el tercer hombre más rico del mundo con una fortuna valuada en 49,000 millones de dólares.

1.- Tener estructuras simples y organizaciones con mínimos niveles jerárquicos, con desarrollo humano y formación interna de las funciones ejecutivas. Tener flexibilidad y rapidez en las decisiones. Operar con las ventajas de la empresa pequeña, que son las que hacen grandes a las grandes empresas.

2.- Mantener la austeridad en tiempos de vacas gordas. Esto fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de la empresa. Asimismo, evita los amargos ajustes dramáticos en las épocas de crisis.

3.- Estar siempre activos en la modernización, crecimiento, capacitación, calidad, simplificación y mejora incansable de los procesos productivos. Incrementar la productividad, competitividad, reducir gastos y costos guiados siempre por las más altas referencias mundiales.

4.- La empresa nunca debe limitarse a la medida del propietario o del administrador. No sentirnos grandes en nuestros pequeños corralitos. Mínima inversión en activos no productivos (por ejemplo, Grupo Carso siempre tuvo sus oficinas en las plantas de las empresas industriales; ahora que da un giro comercial, tendrá oficinas públicas).

5.- No hay reto que no podamos alcanzar trabajando unidos con claridad en los objetivos y con conocimiento de los instrumentos para lograrlos.

6.- El dinero que sale de la empresa se evapora. Por eso reinvertimos las utilidades.

7.- La creatividad empresarial no sólo es aplicable a los negocios. También es la solución de muchos de los problemas de nuestros países. Lo que hacemos a través de las fundaciones del grupo.

8.- El optimismo firme y paciente siempre rinde sus frutos. Esto es de mi padre.

9.- Todos los tiempos son buenos para quienes saben trabajar y tienen con qué hacerlo.

10.- Nuestra premisa es y siempre ha sido tener muy presente que nos vamos sin nada; que sólo podemos hacer las cosas en vida y que el empresario es un creador de riqueza que la administra temporalmente.

Ahora ve
No te pierdas