Los Saba reconocen su derrota

Acusaron que la batalla que ganó Banamex para comprar Aeroméxico estuvo llena de irregularidade advirtieron sin embargo que no litigarán contra el IPAB, ahora falta que Mexicana fije su posic
Aeroméxico inicia el vuelo con Banamex. (Cortesía)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los empresarios Moisés y Alberto Saba denunciaron públicamente irregularidades en el proceso de subasta de Aeroméxico, después de que el IPAB, principal accionistas de la aerolínea, decidiera vender sus acciones al grupo de 14 empresarios encabezados por Banamex.

Pese a esta situación, los “señores Saba no impugnarán legalmente el proceso. No tienen interés en litigar por años con el IPAB”, indicaron en un comunicado de prensa.

Los Saba, propietarios de empresas textiles y de distribucuión de medicamentos, acusaron al Instituto para la Protección al Ahorro Banacario (IPAB)  de utilizar en dos días consecutivos, criterios distintos para casos idénticos.

Explicaron que el martes 16 de octubre, su Oferta Pública vencía a las 12:00 horas y el  IPAB determinó aceptar una oferta del grupo representado por Banamex, presentada 53 segundos después de las 12:00 horas, habiendo sido aceptada previamente la oferta de los señores Saba por ser la más alta a la hora fijada para el vencimiento de la Oferta.

Pero el IPAB cambió de criterio para el miércoles 17 de octubre, cuando comunicó la aceptación de la oferta presentada por Banamex, a pesar de haberse recibido en el mercado de valores una Oferta de los señores Saba por 2.72 pesos por acción a las 16:02.

Pese a lo que califican como irregularidades y poca transparencia los empresarios afirmaron que no recurrirán a la justicia.

 “Vamos a seguir invirtiendo en el país, empujando para que los mexicanos aprendamos a hacer negocios con reglas claras (…) por lo pronto vamos a dejar de hablar de aviones”, dijo Moisés Saba en el comunicado.

Banamex ganó por dos minutos

En un ‘handicap’ bursátil al que no esta acostumbrado México, Banamex resultó el vencedor por dos minutos en la subasta por la mayor aerolínea del país por la que pagará 249.1 millones de dólares (mdd).

Por primera vez se desincorporó una empresa administrada por el Gobierno mexicano a través de Ofertas hostiles de compra en  la Bolsa Mexicana de Valores.

El proceso no fue sencillo ni mucho menos exento de controversias.

El 22 de agosto se presentó la primera Oferta Pública de Adquisición (OPA) por parte de los empresarios Moisés y Alberto Saba y fue tras este movimiento, vino una pelea que concluyó ayer.

El IPAB, principal accionista de la aerolínea, declaró ganador de la subasta bursátil al grupo encabezado por Banamex y 14 empresarios quienes ofrecieron pagar por Aeroméxico 249.1 millones de dólares o 2.7159 pesos por acción.

La última parte de la subasta, la de mayor presión en la historia del mercado bursátil mexicano, inició a las 14:42 horas cuando los Saba ofrecieron pagar 2.45 pesos por cada acción de Aeroméxico, una hora después la subieron a 2.50, poco antes de las 16:00 horas, hora límite para pujar, Banamex propuso pagar 2.7159 pesos (incluida la opción o warrant), los Saba contraofertaron a 2.52 pesos a unos segundos de concluir el proceso, luego de dos minutos, Banamex reiteró los 2.7159, pero los Saba contraatacaron al ofrecer 2.72 pesos por título, unos 376 mil dólares más que su contrincante, sin embargo ésta última propuesta entró dos minutos tarde.

“El IPAB aceptó la oferta del Fideicomiso (Banamex) ya que dicha oferta representó el precio por acción más alto entre los oferentes”, dijo el organismo en un comunicado.

Banamex salió de inmediato a la escena e informó que José Luis Barraza será el nuevo presidente de Aeroméxico, compañía a la que en un plazo no mayor a 90 días inyectaran 240 mdd.

La filial de Citigroup ostentará el 49% del Consorcio Aeroméxico, mientras que los 14 empresarios socios tendrán el 51% de la endeudada compañía.

Más inconformes 

El tercer postor, Grupo Méxicana, rival de Aeroméxico, informó que interpondrá los recursos legales para que la Comisión Federal de Competencia (CFC) reconsidere la decisión de prohibirle participar en la compra de Aeroméxico, después de que la autoridad antimonopolio consideró que la fusión entre las dos aerolíneas afectaría al mercado en detrimento del consumidor.

La compañía de Gastón Azcárraga aumentó ayer su propuesta de compra a 224.5 mdd, sin embargo el IPAB nunca consideró esta oferta por carecer de la autorización de la CFC.

Ahora ve
No te pierdas