Asarco no encaja entre México y EU

Las autoridades de ambos países se opusieron a la reapertura de la fundidora de cobre en El Pas grupos ambientalistas acusaron a la compañía de contaminar con plomo y arsénico los alrededores
EL PASO (Notimex) -

Autoridades locales de México y Estados Unidos rechazaron hoy la posible reapertura aquí de una fundidora de cobre de la compañía Asarco, ante el riesgo de contaminación ambiental que representa para esta zona fronteriza.

En rueda de prensa, los alcaldes de las comunidades fronterizas de El Paso, John Cook; de Sunland Park, Nuevo México, Rubén Segura, y de Ciudad Juárez, Héctor Murguía, expresaron su oposición a que las autoridades de Texas autoricen la reapertura de dichas instalaciones.

La Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ) tiene programado autorizar en las próximas semanas el permiso de operación de la fundidora de cobre de la compañía American Smelting and Refining Company (Asarco).

La fundidora, que mantuvo operaciones continuas desde 1910 hasta 1999, está ubicada en El Paso, a unos metros de las fronteras con México y Nuevo México y sus instalaciones con una alta chimenea, forman parte del paisaje que ha caracterizado a esta frontera.

Grupos ambientalistas acusan a Asarco de haber contaminado con plomo y arsénico vecindarios de El Paso, y de las limítrofes comunidades de Ciudad Juárez y Sunland Park.

De hecho, la empresa ha sido obligada por cortes estadunidenses a descontaminar el suelo en amplias extensiones de El Paso.

En la rueda de prensa, el alcalde de El Paso, Jon Cook, dijo este martes que las instalación de Asarco, aunque ubicadas en El Paso en el estado de Texas, impactan también a Sunland Park en Nuevo México y a Ciudad Juárez en México.

Cook dijo que una empresa como Asarco, con un alto potencial de contaminación, no encaja en los planes de desarrollo de la zona.

El gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, también sumó su posición al enviar este martes una carta a su homólogo de Texas, Rick Perry, solicitando que no autorice el funcionamiento de la fundidora.

"Estoy preocupado de que la planta produzca contaminación ambiental que pueda afectar negativamente a nuestros ciudadanos", señalo Richardson en la misiva.

Asarco ha negado que su fundidora provoque contaminación y ha emprendido una campaña publicitaria para promover sus instalaciones como las más modernas para prevenir la emisión de contaminantes.

Ahora ve
No te pierdas