Chrysler remodela su flota

La nueva gerencia de la empresa automotriz inicia profundos cambios; dejará de producir cuatro modelos: Pacifica, Magnum, Crossfire y el PT Cruiser Convertible.
Chrysler Crossfire (Fotos: Autocosmos)
Peter Valdes-Dapena
NUEVA YORK -

Los recortes realizados por Chrysler LLC no se limitan al personal, el fabricante de autos también dirá adiós a algunos modelos de la marca.

Chrysler anunció que parará la producción de cuatro modelos Dodge y Chrysler: Dodge Magnum, Chrysler Pacifica, el Chrysler Crossfire y el PT Cruiser.

La decisión se debe a que la empresa, que atraviesa una crisis comercial y fue recientemente adquirida por una firma de capital privado, está emprendiendo una reorganización radical. Chrysler también notificó que eliminará algunos turnos laborales en cinco de sus plantas ensambladoras ubicadas en EU y recortará entre 8,500 y 10 mil trabajos por horas para el 2009.

La cancelación de estos cuatro modelos es la primera medida importante -en relación a los productos- que la empresa lleva a cabo desde que James Press, antes ejecutivo de Toyota, se integrara a la compañía en septiembre. Press hoy está a cargo de la estrategia productiva de Chrysler en Norteamérica.

El Dodge Magnum, lanzado en el 2004, es una camioneta de estilo agresivo con el poderoso motor Hemi V8. Comparte ingeniería con el Dodge Charger y los sedanes Chrysler 300.

El Magnum ha sido, hasta el momento, el vehículo menos vendido de estos modelos. Este septiembre, Chrysler vendió más de 9 mil unidades del Dodge Charger y el Chrysler 300, pero sólo consiguió colocar 3,600 Magnums. La fabricante introducirá en su lugar otro modelo de la misma plataforma en el verano de 2008, el Dodge Challenger Coupe.

La Chrysler Pacifica, por su parte, es un todoterreno con tres filas de asientos que combina elementos de una SUV y el estilo de una minivan. La Pacifica fue una de las primeras crossovers en el mercado, pero ha pugnado para encontrar compradores en un mercado cada vez más competitivo.

Durante septiembre, las ventas de Pacifica disminuyeron un 30% comparadas con los primeros nueve meses del 2006. Y el segmento de las crossovers es muy popular: Las ventas de vehículos todoterreno de tamaño mediano de todas las marcas registraron un incremento del 73%, de acuerdo a la Power Information Network.

El lugar que ocupaba la Pacifica en la línea de productos de Chrysler será asumido por el Dodge Joourney, a nueva crossover de tres filas de asientos que la compañía planea lanzar el próximo año.

El Crossfire, lanzado en el 2003, es un auto deportivo de dos puertas construido en Alemania y basado en la plataforma de ingeniería de la anterior generación de Mercedes-Benz SLK. Era un buen ejemplo de la sinergia entre Chrysler y DaimlerChrysler Corp. Pero en agosto, Chrysler fue vendida por Daimler al grupo de inversiones Cerberus Capital Management.

A finales del 2006, había tantas unidades Crossfire en los concesionarios de EU que Chrysler no tuvo que importar más vehículos en el 2007.

En cuanto a las ventas, el gasto que significaba manufacturar el vehículo en Europa y luego transportarlo a EU fue un factor importante en la decisión de detener su producción. “El Crossfire era poco rentable para Chrysler”, afirmó Tom Libby, analista de la Power Information Network.

Al cancelar la fabricación del PT Cruiser Convertible, Chrysler anunció que dejaría de producir toda la división PT Cruiser, aunque seguirán fabricando el PT Cruiser de toldo rígido.

La camioneta PT Cruiser, de apariencia retro y lanzada al mercado en el 2001, está clasificada como una crossover. Sus ventas han caído significativamente en los últimos años, sobre todo porque enfrenta a un rival poderoso, el Chevrolet HHR que apareció en el 2006.

Aunque mantiene la quinta posición en los crossover compactos más populares de EU, justo detrás del Chevrolet HHR, sus ventas han disminuido un 27% en lo que va del año, de acuerdo a la Power Information Network.

Aún así, sigue siendo un vehículo popular, Chrysler espera llegar a las 100 mil unidades vendidas en el 2007, así que parecía sensato seguir produciéndola, declaró Rick Deneau, portavoz de la empresa.

La versión convertible, que dejará de producirse, cuesta cerca de 4 mil dólares más y representa sólo el 7% de las ventas del PT Cruiser. “No estaba posicionándose tan bien como nos hubiera gustado”, dijo Deneau.

Además del Dodge Challenger y el Journey, Chrysler también lanzará el próximo año versiones híbridas de su Dodge Durango y de la SUV de gran tamaño Chrysler Aspen.

Ahora ve
No te pierdas