Telmex y Telefónica, en el cuadrilátero

La empresa mexicana presentó pruebas que supuestamente demuestran que la española viola la ley; la firma se basa en documentos entregados a la SEC en Estados Unidos para demostrar su acusació
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO -

La guerra de declaraciones y acusaciones de Telmex contra la española Telefónica se intensificó este miércoles después de que la empresa de Carlos Slim presentara a las autoridades mexicanas supuestas pruebas de que Movistar viola la ley al tener mayoría en una empresa de telefonía fija cuando la legilsación lo prohíbe.

Las normas mexicanas establecen un máximo de 49% de inversión extranjera en las empresas de telefonía fija, aunque también permite el esquema de inversión neutra.

Telmex destacó que la forma 20F -que Telefónica presentó a la autoridad reguladora del mercado de valores de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés)- indica que la española mantiene el 97.4% del capital social y el 100% de propiedad indirecta en la empresa Grupo de Telecomunicaciones Mexicanas (GTM), la cual ofrece servicios de telefonía fija en México.

Este reporte, indica Telmex, no corresponde a lo que públicamente ha informado Telefónica a las autoridades mexicanas quienes han señalado que la empresa española tiene el 49% de la propiedad de GTM y el resto está en manos de empresarios mexicanos.

“No puedo entender sino que Telefónica los ha engañado también (a las autoridades mexicanas), no veo otra, ya sea un engaño por omisión o abierto, pero seguramente ellos (las autoridades mexicanas) creen de buena fe que la inversión de Telefónica es neutra”, dijo Javier Mondragón, director de regulación y asuntos jurídicos de Telmex.

La inversión neutra permite participación de capital al 100% pero el control de las decisiones de la empresa lo deben tener empresarios mexicanos.

Telmex presentó una denuncia a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) por la presunción de que Telefónica está cometiendo una violación a las leyes Federal de Telecomunicaciones, de Vías generales de Telecomunicaciones y de Inversión Extranjera y espera que la autoridad verifique la legalidad de GTM.

Incluso Telmex destaca que el supuesto accionista mayoritario de GTM es un abogado de apellido Rubio que aparece en escrituras previas como un apoderado de Telefónica.

Sin embargo, la Cofetel no se ha pronunciado al respecto, mientras que en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes guardan silencio, mientras que funcionarios de la Secretaría de Economía han declarado que la inversión de Telefónica es legal.

Telefónica se queja de que Telmex, sobre la cual se iniciará una investigación de la autoridad antimonopolio por dominancia, incumple el convenio de interconexión firmado entre las dos compañías y que permitiría a GTM ofrecer de forma directa el servicio de telefonía fija, el cual ahora comercializa a través de rentar líneas a la mexicana Alestra.

Telmex y Telefónica se diputan el mercado Latinoamericano de telefonía celular, la mexicana con más de 130 millones de suscriptores y la española con alrededor de 90 millones.

“Algunos somos mejores empresarios, otros son mejores negociadores o mejores lobistas”, dijo Mondragón al referirse a la competencia en el mercado latinoamericano de telefonía.

Fuentes de Telefónica indicaron que no harán declaraciones al respecto. En otras ocasiones han asegurado que cumplen con las leyes mexicanas ya que su participación en GTM no es de control al tener el 49% de las acciones.

“No me sorprende que nuestro competidor se tome en serio tener que convertirse en juez y parte de todas las cosas y que sea él quien defina a quién le niega la interconexión y a quién no, o quién debe tenerla, cuándo, cómo, a qué precio y bajo qué condiciones”, dijo el martes en conferencia de prensa Miguel Menchén, director de Telefónica Móviles

Recientemente, Telmex perdió frente a Telefónica la subasta por Telecom Italia, empresa cuya participación en el mercado brasileño se lleva una suculenta tajada del mercado.

Ahora ve
No te pierdas