GB impondrá multas a supermercados

Autoridades castigarán a Asda, Safeway, J Sainsbury, Dairy Crest, Robert Wiseman y The Cheese; debido que se colisionaron para imponer los precios de lácteos.
LONDRES (CNN) -

El organismo de defensa del consumidor británico impondrá multas de hasta 116 millones de libras esterlinas (235 millones de dólares), luego de que grupos lácteos y supermercados confesaran haber arreglado los precios de la leche, mantequilla y quesos.

En un comunicado, la Oficina de Comercio Justo (OFT por sus siglas en inglés) dijo que aún perseguía a Tesco, la mayor cadena de supermercados británica, a su rival menor Morrison y a la compañía de lácteos Lactalis McLelland.

"Actuamos en forma independiente y no operamos coludidos con nadie", afirmó Tesco en un comunicado. "Nuestra posición es diferente a la de nuestros rivales y estamos defendiendo nuestro caso vigorosamente", agregó.

En septiembre, la OFT dijo que había encontrado evidencias de que los supermercados y sus proveedores habían actuado ilegalmente coludidos para elevar los precios de los productos lácteos entre el 2002 y el 2003, lo que le costó a los consumidores británicos unas 270 millones de libras.

La OFT informó que había reducido las multas para los supermercados Asda, Safeway (por su actuación antes de ser adquirida por Morrison) y J Sainsbury, así como las penas de los productores de lácteos Dairy Crest, Robert Wiseman  y The Cheese Company, porque cooperaron con la investigación.

El procesador de lácteos Arla logró eludir la multa tras entregar pruebas sobre el arreglo de precios, mientras que Tesco dijo que continuaría luchando contra los cargos.

Morrison dijo que apelará a la sanción.

Las multas probablemente estarán muy por debajo del máximo para estos casos, que OFT afirmó que era muy "superior a las 116 millones de libras".

Probablemente, Sainsbury pagará 26 millones por su participación en los actos ilícitos, Dairy Crest entregará 9.4 millones de libras, a Robert Wiseman le corresponderán 6.1 millones y la irlandesa Glanbia, que era la dueña de Cheese Company, dijo que podía ser multada por hasta 2 millones de libras.

Asda, una unidad de la estadounidense Wal-Mart, afirmó que no sabía cuánto tendría que pagar.

Ahora ve
No te pierdas