Gicsa le apuesta a los helados

Jenny Cababie decidió invertir en Häagen-Dazs e inaugurar una tienda tipo lounge; aunque AJ Helados es un proyecto personal, reconoce que la desarrolladora ha impulsado el conce
AJ Helados va por el mercado gourmet. (Especial)
Alejandra Sánchez Inzunza

La familia Cababie –propietaria de la desarrolladora Gicsa– encontró en los helados una nueva forma de negocios. Pero en esta ocasión no se trata de una idea de Abraham o de Elías, sino de Jenny Cababie, quien a través de AJ Helados, invierte en Häagen-Dazs.

En menos de 2.5 años, Häagen-Dazs, de origen holandés, ha abierto 19 heladerías en México, y espera abrir otras tres: la Isla, en Acapulco, y Arcos Bosques y Terminal Buenavista, en el DF.

Recientemente, AJ Helados inauguró una tienda Häagen-Dazs en la capitalina colonia Condesa. “No es una heladería común, quisimos dar un estilo más innovador, un estilo tipo lounge para que la gente venga, se tome su cafecito, su helado y pueda disfrutar”, señala Jenny Cababie, socia de AJ Helados.

Aunque AJ Helados “es un proyecto muy personal que estoy desarrollando con mi socia, Alejandra Quiroz”, Jenny Cababie reconoce que, indirectamente, cuenta con apoyo de la desarrolladora de su esposo, Abraham. “Gicsa ha apoyado a AJ Helados a establecerse en los nuevos centros comerciales, porque la marca Häagen-Dazs es de primera categoría”.

Gracias a nuevos conceptos, como la sucursal Condesa de la marca, AJ Helados confía en que se incremente el consumo per cápita de ese producto en México, pues en 20 años, de 1985 a 2005, apenas se elevó de 1.14 litros a 1.5 por persona. En la actualidad se estima que, anualmente, se venden poco más de 150 millones de litros, que equivalen a unos 850 mdd.

Ahora ve
No te pierdas