Bancos nipones dudan de fondo de rescate

Las 3 principales entidades japonesas se muestran reticentes a colaborar en el paquete hipoteca Mitsubishi, Mizuho y Sumitomo deben aportar 15,000 mdd para atenuar la crisis hipotecaria.

Los tres bancos más importantes de Japón podrían eludir un pedido para inyectar un total de 15,000 millones de dólares a un fondo de rescate del sector hipotecario de alto riesgo de Estados Unidos, una decisión que podría opacar aún más las perspectivas del proyecto.

A Mitsubishi UFJ Financial Group., Mizuho Financial Group. y Sumitomo Mitsui Financial Group. se les había pedido 5,000 millones de dólares a cada uno y que tenían que dar una respuesta esta semana.

Citigroup, Bank of America y JPMorgan Chase han promovido el plan de un fondo que evite una venta de apuro de miles de millones de dólares en valores de los vehículos de inversión estructurada (SIV, por su sigla en inglés), que están en el centro de la crisis de las hipotecas de alto riego.

Pero el tamaño, e incluso la sola creación del fondo, ha sido puesto en duda en los últimos días, en medio del escepticismo de los actores del mercado respecto a cuán efectivo sería y por un anuncio de Citigroup de que rescataría SIV por su propia cuenta.

En tanto, ejecutivos de los tres principales megabancos de Japón han estado preguntándose por qué se les solicitó respaldar una parte relativamente tan grande del fondo, cuyo tamaño total ha sido estimado por los medios en unos 30,000 a 60,000 millones de dólares.

"Podría ocurrir que sea bastante difícil para nosotros inyectar fondos", dijo un ejecutivo de uno de los bancos nipones. Añadió que no creía que el fondo fuera capaz de vender los papeles comerciales que, en teoría, serían respaldados por líneas de crédito japonesas.

"No tiene un sentido de lógica para nosotros", agregó.

Las acciones de los bancos japoneses cayeron abruptamente este lunes, en medio de preocupaciones de que pudieran caer en una trampa que les genere mayores pérdidas.

Aunque su exposición al mercado de préstamos hipotecarios de alto riesgo es mucho menor a la de los bancos occidentales, los prestamistas japoneses no han salido ilesos.

El que se le esté pidiendo a la banca japonesa que ayude a respaldar al sistema financiero mundial es un acontecimiento que habría sido impensable hace cuatro o cinco años, cuando el país parecía a punto de una crisis en el sector financiero.

Ahora ve
No te pierdas