Fusiones tienen futuro incierto en 2008

Expertos dijeron que las compras empresariales se enfrentan a los riesgos de un freno económico se esperan menos fusiones que el año previo, pero se desconoce la dimensión en la caída.
PARÍS (CNN) -

El panorama de las fusiones y adquisiciones para el 2008 es incierto, ya que los banqueros se encuentran a la espera de ver si el próximo año traerá una recesión y una caída en los mercados bursátiles.

Además, la caída de las consolidaciones en el segundo semestre del 2007 eclipsó un año récord.

La dificultad de obtener financiamiento para adquisiciones grandes y la incertidumbre sobre el panorama de la economía llevaron a que la actividad global de fusiones cayera un 27% interanual en el segundo semestre del 2007, según datos preliminares de Thomson Financial.

Los banqueros esperan menos fusiones y adquisiciones en el 2008, en comparación con el nivel del 2007, pero la pregunta es qué tan grande será la caída.

Una recesión global el próximo año en Europa y Estados Unidos, especialmente si está acompañada por una caída en los mercados bursátiles, podría exacerbar la caída en la actividad de fusiones.

"Mucho depende de si habrá una recesión el próximo año", dijo Gavin MacDonald, presidente global de fusiones y adquisiciones del banco Morgan Stanley, que lideró los rankings de asesoramiento en esta actividad en Europa en el 2007.

El 2007 fue el segundo año récord consecutivo en fusiones, a pesar de una caída durante el segundo semestre, ya que una cosecha histórica de acuerdos en los primeros seis meses -impulsada por los sectores de servicios financieros y materias primas- disparó el volumen en más de un 20%, a 4.400 millones de dólares.

La adquisición que realizaron los bancos Royal Bank of Scotland, Santander y Fortis por 99,000 millones de dólares del banco holandés ABN AMRO y la oferta de 193,000 millones de dólares de la minera BHP Billiton por su rival Rio Tinto fueron los mayores acuerdos del 2007, que ayudaron a hacerlo el año más activo en la historia de las fusiones y adquisiciones.

"Sobre una base global, el 2007 será difícil de superar por un tiempo", dijo Henrik Aslaksen, copresidente de fusiones y adquisiciones en Europa de Deutsche Bank.

Entre los principales acuerdos en un segundo semestre mucho más lento estuvieron la apuesta de BHP y la adquisición de Rio Tinto de su rival Alcan.

Pero mucho dependerá de la economía, en cuanto ésta afecta la confianza de los ejecutivos y empresarios.

"Si el consumo se desacelera, existen varias posibilidades de que las cosas se depriman", dijo Tom Willet, presidente de fusiones y adquisiciones en Europa y el Reino Unido de ABN AMRO.

"Cuando la economía está más difícil, los presidentes ejecutivos están un poco más a la defensiva y uno de los factores determinantes del fusiones y adquisiciones es la confianza del presidente ejecutivo", agregó.

Si los mercados continúan robustos y las economías occidentales evitan una recesión severa, entonces los banqueros esperan que las fusiones y adquisiciones sean un poco más débiles de lo que fueron en el 2007, pero sólo prevén una leve caída en los volúmenes.

"Creo que veremos una reducción leve en los volúmenes de fusiones y adquisiciones en Europa el próximo año, en oposición a un cambio significativo", dijo Hernan Cristerna, copresidente de fusiones y adquisiciones en Europa de JP Morgan.

Pero los mercados del crédito se han ajustado para los oferentes, especialmente para las fondos de capitales privados, cuyo enorme crecimiento en los años recientes ayudó a provocar el reciente auge de este sector.

El ajuste del crédito y los miedos a una desaceleración económica ya han hecho fracasar varios acuerdos potenciales, como la adquisición de la cadena de tiendas de alimentos británica J Sainsbury Plc. por 20,000 millones de dólares.

"Si uno compara los acuerdos actuales con los del año pasado hay una mezcla diferente. Ahora hay una mirada estratégica de las transacciones y no muchas de fondos de capitales privados", dijo MacDonald, de Morgan Stanley.

Ahora ve
No te pierdas