Avión gigante aterriza en Nueva York

La aeronave de Airbus llegó también al aeropuerto de Los Ángeles; el nuevo modelo tiene 555 asientos y dos pisos.
Las aerolíneas cuentas con seguros de viajero. (Archivo)  (Foto: )
NUEVA YORK (CNN) -

El avión de pasajeros más grande del mundo, el gigantesco A380, hizo el lunes su debut en Estados Unidos, cuando un de los superjumbos del fabricante europeo Airbus aterrizó en Nueva York.

Otro avión A380 aterrizó sin problemas en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, según la cadena de televisión CNBC.

Los primeros vuelos transatlánticos del avión, de 555 asientos y dos pisos, son parte de ejercicios para asegurarse de que es compatible con los dos aeropuertos más importantes de Estados Unidos, los que han gastado cientos de millones de dólares en mejoras para acomodarse a la gigante aeronave.

Entre las dos terminales gastaron unos 300 millones de dólares en mejoras de infraestructura para adecuarse a las necesidades del avión, cuya distancia entre alas es similar a la de un campo de fútbol americano.

El vuelo entre Nueva York y Francfort fue operado en conjunto con la alemana Lufthansa, y transportó unos 500 empleados de Airbus y Lufthansa, así como proveedores de Airbus e invitados especiales.

El vuelo entre Los Ángeles y la ciudad francesa de Toulouse, fue operado por la australiana Qantas, y transportó solamente a la tripulación y a un equipo de ingenieros.

Las dos aerolíneas son clientes del A380, que espera entrar en servicio en octubre con Singapore Airlines.

El inmenso avión, que necesita equipamiento especial para desembarcar pasajeros, es significativamente más grande que el avión de mayor tamaño en los tableros de diseño de Boeing, el jumbo 747-9 ampliado "intercontinental" de 467 asientos.

Los dos aviones tienen un rango de vuelo de cerca de 8,000 millas náuticas (15,000 kilómetros), pero Airbus está logrando una mayor economía con los asientos extra y una mejor eficiencia de combustible.

Sin embargo, las aerolíneas estadounidenses no han mostrado interés por el momento y se han inclinado por aviones más pequeños para las rutas internacionales, como el minijumbo 777 de Boeing y el próximo modelo Dreamliner 787.

Las aerolíneas recién se están recuperando de una crisis de cinco años, que siguió a los ataques del 11 de septiembre del 2001, y sólo están dispuestas a modernizar sus flotas y no se muestran interesadas en apostar a un gigante no probado.

Ahora ve
No te pierdas