Bancos pequeños ¡a la carga!

Un alud de instituciones financieras de nicho viene a reconfigurar el mapa bancario de México.
José Manuel Martínez
ACAPULCO (CNNExpansión) -

La banca en México se está transformando. El surgimiento de nuevos bancos -13 en el último año- representa retos para las autoridades reguladoras, la competencia y los usuarios.

En los próximos meses seremos testigos de la apertura de cinco instituciones, cuyo negocio principal es el comercio, pero que su experiencia en el otorgamiento de créditos al consumo, les llevó a solicitar una autorización para expandir su negocio financiero, ahora, además de prestar, captarán y resguardarán el ahorro de millones de habitantes.

El mercado potencial son los más de 16 millones de familias con bajos ingresos, personas que no pueden comprobar cuánto reciben mes a mes, personas que han sido discriminadas por los bancos tradicionales y que en un 35 o 40% están en la informalidad.

“Nosotros vamos al 80% de la población de menores ingresos, es por eso que para los bancos no es buen negocio, ni para la gente tener una cuenta donde te cobran comisiones altas”, dijo Agustín Coppel quien en los próximos meses abrirá en Sinaloa la primera sucursal de su banco.

Los productos serán básicos, como cuentas de ahorro y créditos al consumo, productos que incluso serán el primer contacto de miles de personas con la banca, más del 50% de la población es ajena a éste sistema.

A la competencia de este tipo de bancos se le unen Ahorro Famsa, Compartamos, Fácil, Autofin y Walmart, este último es el que más atención provoca en el resto del sistema, desde los grandes, como Banamex, hasta los relativamente pequeños, como Banco Azteca.

A ver quién puede

“Quien quiera entrar  tendrá que cumplir con toda la regulación, si entramos con reglas parejas para todos tendremos que ver quién puede y quien no”, dijo Luis Niño de Rivera, vicepresidente de Banco Azteca.

Esta institución, fue la primera banca múltiple que surgió del comercio y de los primeros bancos autorizados después de la crisis de pagos de 1995.

“Cuando solicitamos la licencia de banco encontramos el rechazo de la Secretaría de Hacienda y de la Comisión Bancaria; se oponían a que un comerciante tuviera una operación, se tardaron cuatro años en darse cuenta que ese es el rumbo (…)  lo que tienen que hacer el resto de los bancos es parecerse más a Banco Azteca”, señaló Niño de Rivera.

En efecto, Banco Coppel será uno de sus nuevos competidores y asegura tener una ventaja sobre el gigante de los supermercados, “Wal-Mart no tiene tanta experiencia  prestando, yo creo que le va a tomar más tiempo porque su negocio está más orientado a la venta de contado, de hecho sus sistemas de crédito los tiene con otras compañías, y en Coppel tenemos muchos años prestando y financiando a familias”, refutó Agustín Coppel, en el marco de la 70 Convención Bancaria, que finalizó el pasado viernes.

A la reunión de banqueros también asistió, Julio Bosco Gómez, el director de Banco Wal-Mart, pero se negó a realizar declaración alguna y sólo recibió la bienvenida a la Asociación de Bancos de México.

Especialización

Los nuevos bancos buscan especializarse y si bien el consumo de la población de bajos ingresos es el objetivo de la gran mayoría también están los que compiten por prestar a las pequeñas y medianas empresas como Monex, Multiva y Regional los cuales serán competencia de instituciones como BXMás, cuya operación inició operaciones en 2004.

“Nos ha ido bastante bien, con las dificultades de arrancar un nuevo proyecto, la competencia esta muy dura es amplia y eso ayuda a que las empresa se desarrollan rápido, hay que buscar nichos de mercado, estos bancos tienen un nicho de mercado.

Nosotros tenemos un nicho muy definido que son la pymes y el campo y empezaremos en la parte hipotecaria”, señaló, Jaime Ruiz Sacristán, director del banco que formaron ex accionistas de Bital.

El mercado recibe entonces a los nuevos bancos, cuyo mercado es “de mayor riesgo” pero que -de acuerdo a la autoridad- propiciara la competencia que se requiere para reducir los costos en beneficio de los usuarios sin que se presente otra crisis como la de 1995.

“La presencia de bancos vinculados a cadenas comerciales y con una fuerte apuesta por la bancarización (…) representa un reto especial para la CNBV, en términos de la optimización y adopción de nuevas técnicas de supervisión y marcos normativos, que de un lado no obstaculicen el desarrollo de estos bancos y, por el otro, aseguren el interés público y el correcto funcionamiento del sector”, dijo Roberto del Cueto, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el organismo que regula a las instituciones financieras.

Ahora ve
No te pierdas