Cajas de ahorro, igual pero más barato

Unas 6 cajas de ahorro popular emitirán en 2007 plásticos con mejores condiciones que los banco las autoridades en México aseguran que no existe ningún riesgo para los clientes.
Pedro Guazo aseguró que no hay riesgos para los usuarios (Co  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las cajas de ahorro serán un competidor importante en el segmento popular para los bancos, ya que pueden operar prácticamente como las instituciones financieras, ofrecer mejores rendimientos por ahorro y tarjetas de débito y crédito, pero con  mejores precios para el cliente, estimó el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi).

“Las tres ventajas (de las cajas) son que tienen mayor rendimiento por los ahorros, tienen menores tasas de interés por crédito y además no cobran comisiones o bien cobran comisiones en las mejores condiciones que hemos visto en el mercado”, aseguró en entrevista el director general adjunto de Banca Institucional de la dependencia gubernamental, Pedro Guazo.

Este mes la Caja Inmaculada lanzó su primera cuenta de ahorro con tarjeta de débito, la cual requiere un saldo mínimo de un peso, no cobra comisiones durante el primer año y permite hasta 10 transacciones gratis en cajeros automáticos al mes, mientras que la Banca en general ofrece productos que cobran hasta 30 pesos por retiro en red.

Adicionalmente, las cajas populares pueden llegar a pagarle a los ahorradores tasas de entre 5 y 6% por ahorros desde 50 pesos, mientras que los pagarés a 28 días en los bancos ofrecían tasas de entre 2 y 3%.

Por tener una cuenta de ahorro, los bancos le cobran a sus clientes comisiones de entre 10 a 50 pesos por el manejo de cuenta, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Guazo indicó que a lo largo de 2007 se tiene previsto que las cajas populares lancen al menos 6 tarjetas de débito.

El funcionario del Bansefi afirmó que  el riesgo para los usuarios de cajas de ahorro, que ya están operando bajo la Ley de Ahorro y Crédito Popular, aprobada en 2001, es prácticamente el mismo que el de los usuarios de los bancos.

“Si estás en una caja de ahorro autorizada, yo te diría que es casi el mismo que un banco, porque están sujetas a la legislación y a la supervisión de las autoridades financieras (…), igual que lo hacen con cualquier banco, y en segundo lugar tienes un seguro del depósito”, añadió el funcionario.

La nueva ley fue aprobada luego de que entre 1999 y 2000 poco más de 241 mil ahorradores a escala nacional perdieron más de dos mil millones 600 mil pesos, luego de que se detectaron fraudes en cajas de ahorro donde habían invertido sus recursos, atraídos por las altas tasas de rendimiento, muy superiores a las de la banca comercial, y debido a que estas sociedades no tenían la menor supervisión de las autoridades.

A la fecha, precisó Guazo, hay 578 cajas de ahorro popular detectadas en el país; de estas 441 están adoptando la nueva ley; 24 ya están autorizadas y 56 nunca trabajarán bajo el nuevo marco legal.

El marco legal que reguló a las cajas populares, prevé que se incorporen a uno de cuatro niveles; sólo aquellas que cumplan con determinados requisitos de capitalización y seguridad pueden operar en los niveles III y IV, donde se pueden emitir tarjetas de débito y crédito, respectivamente.

Añadió que de los casi 4 millones de socios y clientes de las cajas populares, aproximadamente el 60 por ciento son mujeres.

“En la experiencia mundial en los países emergentes, la mujer tiene una conciencia de ahorro mucho más desarrollada que el hombre”, explicó.

Ahora ve
No te pierdas