Cómo ganar licitaciones en el DF

Por subastas de "viva voz" es la forma en que se resuelven algunas compras del Gobierno del DF; la capital mexicana es la única entidad del país donde se aplica esta modalidad.
Las compras del GDF parecen diseñadas para favorecer a empre
Fernando Ramírez
CIUDAD DE MÉXICO -

¿Sabe cuál es la paradoja de la ‘ciudad con equidad’? Que las compras del Gobierno del Distrito Federal (GDF) parecen diseñadas para favorecer a las empresas grandes, debido a las ‘subastas’ o ‘licitaciones en reversa’, dicen empresarios. La capital es el único lugar del país donde esta modalidad se practica.

Normalmente, las ofertas públicas se realizan en dos etapas: la técnica, en la que se verifica que los interesados cumplan con los estándares de calidad de los productos o servicios requeridos; y la económica, en la que gana el que da el menor precio. Pero en las licitaciones en reversa, hay una fase más: una subasta al mejor postor, que de viva voz ofrece el menor precio al gobierno.

El problema con las licitaciones de este tipo es que “el gobierno compra barato, pero las empresas no generan riqueza”, comenta Raúl Picard, presidente de la Comisión de Comercio Interno de Concamin. Al respecto, el secretario de Finanzas del GDF, Mario Delgado, responde que “ninguna empresa vende algo por lo que no obtendrá ganancias”.

En febrero, en una licitación para proveer de barras de cereal con miel y amaranto al DIF capitalino, Agroindustrias Xomor, ubicada en Morelos y con 60 empleados, ganó a Bimbo un contrato por 14 MDP. En la puja, Xomor ofertó en 85 centavos por pieza. Bimbo bajó hasta 72.5 centavos, y la pequeña empresa replicó su oferta: 71.9 centavos. “Quisimos tener una ganancia de 20%, pero se redujo a 10%, un margen que no nos permite crecer”, lamenta Salvador Segura, director general de Agroindustrias Xomor.

Ese mismo día, Bimbo ganó un contrato por 3 MDP para proveer al GDF de barras de cereales con yogur. Su contrincante, Productos Zam-Fre, no pasó los requerimientos de calidad. El precio quedó en 1.15 pesos.

El colmo fue cuando dos empresas disputaron una licitación de plátanos. Especializadora Comercial Reyes ganó a Proveedora de la Industria de Restaurantes un contrato por 16 MDP. Ofreció 37 centavos por pieza de 100 a 120 gramos, arriesgándose a tener pérdidas.

Según Picard, el ex presidente Vicente Fox intentó hacer licitaciones en reversa en 2003, pero el sector privado se opuso porque “iba en detrimento de las pequeñas y medianas empresas”.

Delgado revira: “Muchas veces son las pymes las que se llevan los mejores márgenes, quizá no tienen las economías de escala de los corporativos, pero tampoco cargan sus enormes costos fijos”.

Ahora ve
No te pierdas