Big Chela se va para Perú

Los mexicanos no serán quienes gocen de la cerveza barata, sino el mercado peruano; la firma Ajegroup –exitosa con Big Cola- acusa que “maniobras legislativas” no les dejaron comp
Quedó fuera del mercado, sin entrar siquiera.
John Moody
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Ajegroup, el fabricante peruano de Big Cola, ha decidido que serán los peruanos y no los mexicanos quienes gozaran pronto del Big Chela ya que “maniobras legislativas” en México les quitaron la posibilidad de competir frente al duopolio Femsa-Modelo.

Legisladores mexicanos introdujeron un impuesto ecológico de 3 pesos por botella de plástico, lo que llevaría el precio de Big Chela a 9.5 pesos por litro en vez de los 7 pesos que se vislumbraba. Competidores como Tropical cuestan 11 pesos por litro y la diferencia ya no sería suficiente para atraer a los consumidores.

“El impuesto no tiene nada de ecológico, tuvo el respaldo de los legisladores y se fueron con la finta,” dijo Alfredo Paredes, vocero de la compañía aquí en México. “Seguimos evaluando la situación, pero con este impuesto es difícil atraer a consumidores.”

El retraso a los planes de la compañía es un ejemplo más de los obstáculos legales y regulatorios a la competencia que existen en el país. Las dos grandes cerveceras con sus marcas Tecate, Sol y Corona, entre otras, dominan casi por completo al mercado en México y sería demasiado caro establecer una red de distribución para botellas retornables para competir con ellos.

Femsa ya conocía la compañía porque Big Cola, con sus botellas de plástico de 3.3 litros ya tiene el 5% del mercado nacional, quitándole ventas a la embotelladora de Coca-Cola más grande de América Latina.

Usar botellas de plástico era como Ajegroup quería ofrecer una opción más barata al consumidor mexicano, pero el que podrá tomar el Big Chela es el peruano.

Ya se empezó a construir una planta cerca de la capital, Lima, y se espera que las primeras botellas saldrán al mercado hacia fines del año. Se tomó la decisión de mantener el nombre pues la denominación sido bien reciba en el país andino.

“Hay un posicionamiento de marca”, señala Paredes.

Mientras tanto, la compañía está preparándose para ingresar al mercado de jugos en México, para ver si le va mejor enfrentándose a Jumex y Jugos del Valle.

El próximo mes, o a más tardar en junio, pondrá a la venta jugos de manzana, durazno y mango a precios más baratos que sus competidores.

La firma también estudia la posibilidad de vender agua con aditivos saludables como antioxidantes, otro mercado donde cree que puede competir.

Ahora ve
No te pierdas