Bolivia contra Telecom Italia

La intención del gobierno de nacionalizar a Entel, filial de Telecom Italia, causó polémica; diputados y fuerzas opositoras acusarón al gobierno de espiar las comunicaciones y el oficialis
LA PAZ (AP) -

La intención de nacionalizar a Entel, la mayor empresa de telecomunicaciones del país, abrió este miércoles una polémica entre la oposición que coincide en que así el gobierno busca ''espiar'' las comunicaciones y el oficialismo, que acusó a la compañía de vigilar al Ejecutivo.

A nombre de la principal fuerza opositora Podemos, su vocero José Aruquipa, dijo que el gobierno buscaría ampliar labores de ''espionaje'', en coincidencia con el jefe de los diputados de Unidad Nacional (UN), Arturo Murillo, quien denunció que el Ejecutivo tiene intervenidos teléfonos de opositores, entre ellos su celular (móvil).

''Debemos manifestar temor porque aparentemente esta intención nacionalizadora puede esconder propósitos de controlar, vigilar, escuchar, espiar ilícitamente las conversaciones, no solamente de adversarios políticos, sino de la ciudadanía en general, en un franco atentado contra el derecho constitucional a la privacidad'', dijo Aruquipa.

Para Murillo ''este gobierno ya está pinchando llamados de los opositores, todos tenemos nuestros teléfonos pinchados'', dijo. ''Estamos siendo perseguidos'', agregó el legislador al señalar el MAS estaría actuando ''como en las mejores épocas de dictadura''.

En tanto, el diputado del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) René Ramos denunció en rueda de prensa, rodeado de seguidores del oficialismo que portaban pancartas contra la empresa, que desde Entel, que es controlada por Telecom Italia, se hace espionaje telefónico, aparentemente, para dañar al gobierno.

''Son casi 3,000 números de celulares en Bolivia, que algunos ya hemos identificados, están algunos periodistas, algunos senadores, dirigentes sindicales'', indicó Ramos al señalar que la próxima semana dará a conocer los nombres de las personas afectadas, ''por lo menos 20 números''. ''Entel tiene que responder'', agregó.

Entel, de la que Telecom -entonces Stet- obtuvo en 1996 el 50% de las acciones a cambio de un compromiso de inversión de 610 millones de dólares (mdd), controla el 68% de la telefonía de larga distancia, 67% de la móvil y el 90% de los servicios de internet.

El gobierno, al anunciar el lunes su decisión de ''recuperar'' la administración de Entel, dijo buscar que el estado se reapropie de las empresas capitalizadas por socios privados en la pasada década.

 

 

Ahora ve
No te pierdas