CE impide unión de aerolíneas irlandesas

La Comisión Europea se opuso a la fusión de Aer Lingus y Ryanair para evitar un monopolio; resaltó que la fusión de las aerolíneas les daría el 80% del mercado del aeropuerto de Dublín.
Juntas Aer Lingus y Ryanair controlarían el 80% del mercado  (Foto: )
BRUSELAS (Notimex) -

La Comisión Europea (CE) se opuso hoy al proyecto de adquisición de Aer Lingus por Ryanair, ambas compañías aéreas irlandesas, alegando que supondrían un monopolio en el mercado del aeropuerto de la capital irlandesa, Dublín.

La decisión se tomó basándose en el Reglamento comunitario de fusiones y fue anunciada en rueda de prensa por la comisaría europea de Competencia, Neelie Kroes, quien señaló que se trata de "casi un monopolio, una posición dominante".

Kroes mostró una proyección donde se ilustraba que de haberse autorizado la adquisición, la compañía resultante tendría el 80% del mercado del aeropuerto de Dublín.

En tanto, el resto de las aerolíneas, entre ellas British Airways, Air France, Lufthansa, no llegarían ni al 5% cada una.

La comisaría recalcó en todo momento que la decisión se ha realizado por el bien de los consumidores, así como que "si se hubiera permitido la fusión, se perdería la competencia y se daría un monopolio en el tráfico aéreo de Dublín".

"Ryanair ofreció otras soluciones que yo he estudiado detenidamente pero que no eran suficientes", aseguró Kroes, al tiempo que dijo que "la prohibición era la única opción posible para la Comisión".

Según la CE, órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE) "la adquisición en cuestión habría conseguido la combinación de las dos principales compañías aéreas que operan a partir de Irlanda y que se suministran actualmente entre sí una competencia feroz".

En sus conclusiones, el ejecutivo consideró que la fusión habría perjudicado a los consumidores haciendo desaparecer esa competencia y creando una situación de monopolio o posición dominante para 35 rutas aéreas explotadas por las dos compañías.

Eso habría tenido por consecuencia una restricción de la elección propuesta a la clientela y, muy probablemente, una subida de los precios para más de 14 millones de pasajeros europeos que viajan cada año en estas rutas con destino y salida en Irlanda.

"La Comisión concluyó que la concentración considerada obstaculizaría significativamente una competencia efectiva en el Espacio Económico Europeo (EEE) o una parte sustancial de éste", explicó en un comunicado.

Por último, Kroes señaló que ahora, las dos compañías afectadas, tienen la opción de recurrir la decisión comunitaria ante el Tribual de Justicia Europeo, pero no ante la propia CE, pues su decisión ya está tomada.

Ahora ve
No te pierdas