La lucha libre mexicana se muda a EU

La empresa Promoción Antonio Peña dará ente 60 y 70 funciones al año para el mercado hispanos e ese nicho cuenta con un poder adquisitivos superior a los 860,000 mdd.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Chessman, Charly Manson, Octagón, La Parka, Scoria y Psicosis, estrellas de la lucha libre en México, se lanzan a la conquista del mercado hispano en Estados Unidos.

Los luchadores buscarán atraer al público con sus llaves y lances aéreos de la mano de Promociones Antonio Peña (PAP), que en asociación con una empresa extranjera presentará funciones en ese país, con el mismo formato de las que realiza en México, informó este lunes el diario Milenio.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Georgia, ese nicho cuenta con un poder adquisitivo que supera los 860,000 millones de dólares.

Aunque la firma mexicana ya había incursionado en esa nación, al igual que en Japón, Corea o Centromérica —vía promotores que contratan a sus gladiadores— ésta será la primera ocasión que lo haga bajo su propio concepto de deporte-espectáculo

“Se trata de llevar un poquito de lo que nuestros paisanos no pueden vivir allá. Es jalar lo que más se pueda de público… y si el anglosajón se quiere juntar, bienvenido”, comenta en entrevista el director general de PAP, Joaquín Roldán.

Como parte del acuerdo comercial, se prevé realizar entre sesenta y setenta funciones por año, las cuales —en principio— se transmitirán en televisión restringida a través de la modalidad de pago por evento. Chicago, Miami, Houston, Los Ángeles y Nueva York son algunas de las ciudades en donde se habrá de presentar el trabajo de los mexicanos.

Empresa quinceañera

“Hace diecisiete años la lucha libre estaba muerta. No existía, a pesar de los muchos años que tiene de existencia empezó a desaparecer”, explica el directivo.

En aquella época, la Empresa Mexicana de Lucha Libre (la más antigua del país) llamó al finado Antonio Peña para que se integrara y diera un nuevo aire a las funciones. “Ahí empezó crear personajes, equipos más vistosos y hacerles coreografías a los luchadores, todo un show alrededor de ellos, y fue algo que comenzó a tener fuerza. Ya era un espectáculo”.

Sin embargo, en 1992, un ejecutivo de Televisa habló con Antonio Peña (que luchó profesionalmente como Espectro jr.) para que formaran Triple A, primer nombre de la empresa y con el cual se ha identificado desde ese momento.

“Con los directivos de la televisora se ideó el hecho de sacar este espectáculo de sus sitios tradicionales y llevarlo a toda la República y entonces se le llamó la Caravana estelar Triple A. La idea era que los aficionados pudieran tener contacto o ver de cerca a las personas que veían por televisión”, explica Joaquín Roldán. Antonio Peña manejaba la parte del espectáculo y Televisa aportaba el recurso económico.

Pese a que en sus inicios, la empresa fue criticada por la manera que presentaba sus funciones, en las que el sonido, iluminación, edecanes, coreografías o vestuarios ocupan un lugar primordial, ésta se ha mantenido. El domingo 15 de julio, en una función en el Toreo de Cuatro Caminos, en el Estado de México, celebró 15 años de existencia.

Al ser cuestionado sobre un alejamiento del deporte, el ejecutivo responde que la parte del espectáculo es importante, pero “al final de cuentas nuestra gente tiene que saber de lucha olímpica, de lucha grecorromana”.

En 1995, Televisa decide ya no manejar la empresa pero sí continuar las transmisiones y se la ofrecen a Antonio Peña, quien acepta la propuesta y crea Promociones Antonio Peña. Ocho años después, a decir de Joaquín Roldán, la televisora les dice que ya no grabará las funciones, pero que mantiene su interés de seguirlas proyectando.

“A partir de ese momento empezamos a grabar con nuestros recursos. Ellos nos daban todo el apoyo para poder rentar las unidades y decidimos comprar una unidad, más bien hacerla. Compramos un chasis, mandamos a hacer la caja y empezamos a adaptarla, hace tres años empezamos a manejar nuestra unidad y equipo de post producción. Grabamos todo y con supervisión de gente de Televisa hacemos los programas que ellos transmiten”.

La comercialización

A partir de su evento Triplemanía XV, PAP inicia un fuerte impulso a las cuestiones de mercadotecnia bajo la dirección de Dorian J. Roldán, hijo del director de la empresa. Cuadernos, fólderes o ropa son algunos de los productos que serán comercializados.

“Nosotros manejamos todas nuestras licencias con Televisa. Todo el merchandising es una asociación con Televisa, es una sociedad”, dice Roldán padre. Diversos muñecos de los luchadores exclusivos también forman parte de la estrategia y serán elaborados por la empresa Fotorama de México.

En las funciones televisivas, que tienen un rating promedio de nueve puntos, se cuenta únicamente con el patrocinio de Comex y Grupo Modelo, porque el espacio de publicidad que tienen dentro de los espectáculos se limita al ring.

Ahora ve
No te pierdas