¿Podrá Harry Potter contra la piratería?

Los editores esperan detener las copias ilegales de la saga que se producen en India y China; en 2006 se decomisaron 10,000 copias del último libro de Harry Potter en las primeras 4 semanas
PEKÍN (CNNExpansión) -

Cuando el último libro de Harry Potter salga a la venta en India y China el próximo sábado, los editores del joven mago necesitarán de su propia magia para evitar los ataques piratas.

La enorme población de China e India está atrayendo a los mercados editoriales. Las imprentas produjeron más de 8 millones de libros legítimos de Harry Potter sólo en China, mientras que en India los admiradores de la saga ya realizaron pedidos anticipados de 240,000 copias de Harry Potter and the Deathly Hallows, según Penguin India.

No obstante, el fenómeno editorial global también será revisado de cerca para ver de qué manera actúan los grupos de medios occidentales contra las constantes violaciones a los derechos de autor que tienen lugar en las dos economías de mayor crecimiento de Asia, informó este martes el diario Financial Times.

Las editoriales en la India, donde la versión en inglés original dominará las ventas, esperan mantener a raya a la piratería en las primeras semanas de venta, que son tan importantes. “Es típico que, dada la enorme publicidad y las incautaciones, un alto porcentaje de libros se venden en fechas muy cercanas a la fecha de publicación”, explicó Hemali Sodhi, director de mercadotecnia de Penguin India.

Aunque el distribuidor estableció líneas telefónicas para denunciar la piratería e investigadores que vigilan a quien realiza esta práctica sus esfuerzos siguen dependiendo de la policía, que no cuenta con los recursos suficientes.

Aunque se decomisaron más de 10,000 copias piratas de Harry Potter y el príncipe mestizo durante las primeras cuatro semanas de su lanzamiento mundial en 2006, esa cantidad sólo representó una quinta parte de la producción pirata estimada de dicho libro.

Los vendedores ambulantes de la India venden bestsellers al 50% y hasta 80% del costo de la copia original, señaló Akash Chittranshi, presidente de ACA-Law, una firma de abogados que trabaja con la policía para tomar medidas estrictas contra la violación de los derechos de autor.

Chittranshi mencionó que los compradores deberían considerar no sólo el impacto de la piratería en la cadena de valor de la creatividad, sino los riesgos de salud que implica tener en sus manos “libros antihigiénicos impresos con tintas tóxicas”.

En China, se prevé que se lancen copias piratas de sus propias traducciones para el mercado local, que es muchos más grande. Sólo se requirieron dos semanas para que una traducción no oficial de Harry Potter y el príncipe mestizo saliera a la venta en Pekín, y la piratería tendrá otra vez el camino abierto con la última entrega.

El misterio que rodea los lanzamientos de Harry Potter significa que el socio local de Penguin, la casa editorial de la literatura popular china, tendrá la versión en inglés sólo cuando salga a la venta y no prevé lanzar su traducción antes de octubre.No obstante, el editor de la editorial, Ye Xianlin, señaló que las duras medidas que han tomado las autoridades encargadas de proteger los derechos de autor, han ayudado a reducir el impacto de la piratería en las ventas.

La editorial People’s Literature, mencionó, también está invirtiendo en un papel especial para asegurarse de que la versión original se destaque. “Los niños son muy conscientes de su posición social, así que si uno tiene la versión original y otro la copia pirata, el niño que tenga la copia pirata se sentirá incómodo”, afirmó Ye.

Pearson, que es dueña del Financial Times, también es propietaria de Penguin India.

Ahora ve
No te pierdas