P&G y Sabritas comen 'la papa de la paz'

Tras un litigio de nueve años, las compañías alcanzan un acuerdo y firman el armisticio; P&G acusó en 1998 a la marca mexicana de plagio del eslogan promocional de las frituras Pringle
"Al destapar, no podrás parar" era la frase en pleito entre
Andrés Monterrubio

Procter & Gamble (P&G) y Sabritas ponen fin a la ‘Guerra de las Papas’. El 29 de mayo, P&G publicó un desplegado en los diarios Reforma y El Universal, donde se disculpa con Sabritas, filial de PepsiCo de México, por “posibles daños ocasionados por la publicidad de Pringles”.

El litigio inició en marzo de 1998, en disputa estaba la frase comercial “Al destapar no podrás parar”, usado por Sabritas para su línea de salsas. P&G tenía registrada una similar “Once you pop, you can’t stop” para la publicidad global de Pringles, y acusó a Sabritas de plagio y competencia desleal.

El juicio quedó abierto hasta ahora, cuando el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) –que se negó a revelar detalles– falló en favor de Sabritas, que sólo comentó a Expansión que el aviso “fue resultado de un acuerdo entre ambas empresas para resolver litigios pendientes”.

Al parecer este ‘armisticio’ pretende evitar revivir escándalos. Ángel de León, director Jurídico de P&G, afirmó a Expansión, vía telefónica, que el asunto “ha quedado completamente cerrado con el acuerdo”.

Para P&G significa abandonar una causa perdida. Pringles es una de sus marcas más pequeñas en México, y el lío causado por esta botana fue mayor a lo que pudo generar desde 1998, cuando tenía 1% del mercado, y Sabritas detentaba 80%. Hoy Sabritas todavía es líder con 60% del mercado, mientras que Barcel tiene 15% y el resto se reparte entre 500 marcas.

La ‘Guerra de las Papas’ se inició con la demanda ante el IMPI por plagio de eslóganes. P&G venció el primer asalto y la mexicana retiró parte de su publicidad; pero contraatacó.

Con ayuda de la Confederación Nacional de Productores de Papa (Conpapa), Sabritas –que consume 30% de la producción local del tubérculo– lanzó una campaña en la que decía (indirectamente) que Pringles no empleaba papa, mientras que Sabritas usaba 100% papa frita mexicana.

La entonces Secofi obligó a Conpapa a retirar su publicidad, pues Pringles sí cumple la especificación de ‘papa frita’ al contener harina de papa; pero cambió su especificación por la de ‘crujientes de papa’, debido a que contiene derivados de maíz, trigo y arroz.

P&G respondió con una campaña donde exhibía a Sabritas por importar su insumo. En respuesta, la mexicana aclaró que los estragos ocasionados por ‘El Niño’ la obligaron a buscar alternativas. Los agravios se desvanecieron desde entonces.

Ahora Sabritas, marca mexicana de Frito-Lay, podrá usar su ‘ingeniosa’ frase para promocionar su casi extinta línea de salsas.

Ahora ve
No te pierdas