¿Busca casa? Visite Second Life

Revisar la sección inmobiliaria es cosa del pasado, Second Life es lo que el futuro nos depara; Coldwell Banker es la primera inmobiliaria que usa esta comunidad para vender una residencia re
La propiedad creada en Second Life tiene un valor de 3.1 md  (Foto: )
Jessica Dickler
NUEVA YORK -

Los días en que hojeábamos el periódico en busca de casas en venta son cosa del pasado. Hoy, los compradores potenciales consultan el mercado inmobiliario en Internet. Pero muy pronto se verán sumergidos en casas virtuales y podrán, incluso, echar un vistazo al refrigerador virtual para ver qué hay de comer.

La empresa inmobiliaria Coldwell Banker confía en este futuro imaginable y por ello ha creado para Second Life una colorida reproducción tridimensional de una propiedad ubicada en Mercer Island, Washington, con un valor de 3.1 millones de dólares.

Esta es la primera ocasión en que una firma inmobiliaria usa la comunidad virtual para sacar al mercado una residencia real, afirma un portavoz de Second Life, urbe del mundo cibernético.

“Creo que es una idea muy innovadora y puede marcar una moda” asegura Brad Inman, fundador de Inman News Service, compañía dedicada a la industria inmobiliaria. Inman asevera que esta estrategia es lo más moderno en el rubro de las visitas guiadas virtuales, que han mostrado ser un exitoso método de marketing. “Los vendedores siempre están buscando maneras ingeniosas para vender sus propiedades” afirma.

La recién construida mansión de Mercer Island, actualmente ofrecida en venta por una de las delegaciones que Coldwell Banker tiene en Seattle, está atrayendo mucho interés de posibles compradores dentro de la comunidad virtual, a pesar de su elevado precio.

Valuada en 3 millones 95 mil dólares, esta casa de 530 metros cuadrados fue diseñada por el arquitecto Rick Jones y erigida por la constructora Western Construction. La propiedad tiene un enorme espacio de dos pisos con un área habitable en el exterior que incluye una chimenea. La sala de entretenimiento comunica hacia un salón para reuniones y un bar. La casa también cuenta con una bodega de vinos.

En la vida real, una residencia como esta atraería la atención de unas 50 o 100 personas, pero desde el pasado miércoles más de 3,500 personas han visitado la casa en Second Life, según afirma la agente inmobiliario Suzanne Lane. Desde luego que no todos son posibles compradores, en el mundo virtual es fácil entrar a curiosear. “Estoy confiada en que la venderemos en los próximos meses” declara Lane, aunque el mercado de bienes raíces en Seattle se haya enfriado.

Dentro de Second Life, los compradores potenciales pueden visitar la casa de Mercer Island, inspeccionar cada habitación e incluso explorar el paisaje que ofrece, todo ello a través del “avatar” o alter ego virtual. Los avatares hasta pueden fisgonear en el refrigerador, abrir el horno y prender y apagar las luces.

Dentro de la comunidad virtual también es posible charlar con el avatar del agente, Suzanne Ibanez o con otros avatars que pasan por la casa. Al recorrerla desde tu computadora, encontrarás varios puntos dentro de la casa que te remitirán a la página web de Coldwell Banker, allí puedes solicitar más información o solicitar una cita real con Lane.

Si bien parece una versión de un videojuego, Second Life está lejos de serlo, más bien es un fenómeno mediático. Este mundo ciberespacial, libre para cualquier visitante, tiene cerca de 440,000 visitantes regulares.

Quizá muy pronto más y más avatares empiecen a buscar casa.

Ahora ve
No te pierdas