Cigarrillo electrónico y sin toxinas

La empresa Golden Dragon Group busca comercializar un cigarro sin los elementos cancerígenos; el dispositivo que funciona con baterías y libera nicotina tal como un atomizador.
El dispositivo electrónico funciona como un atomizador.
Kara Newman

Para los fumadores que quieren dejar el hábito hay píldoras, parches y goma de mascar. ¿Pero qué tal un dispositivo electrónico que liberara nicotina y que ofreciera la misma experiencia que el cigarro sin el olor y sin los elementos cancerígenos?.

Eso es justo lo que vende la empresa Golden Dragon Group de Hong Kong. ‘Ruyan’ (significa “como fumar”) es un cigarro electrónico de 208 dólares que funciona con baterías y tiene la técnica de un atomizador.  

Los cartuchos que alimentan el atomizador contienen nicotina pura y están disponibles en tres intensidades, duran 350 inhalaciones y cuestan cerca de 4 dólares. Al inhalar, el ‘Ruyan’ (desarrollado con un chip de Motorola) transforma la nicotina en un vapor muy similar al del humo del tabaco.

“No reivindicamos dejar de fumar, sólo ofrecemos un sustituto para el hábito” afirma Scott Fraser, vicepresidente de SBT,  empresa filial de Goleen Dragon que desarrolló la tecnología del ‘Ruyan.’

El dispositivo también “puede usarse para disminuir el consumo de nicotina” agrega Fraser.  

‘Ruyan’ fue lanzado en China en el 2004, el año pasado sus ventas alcanzaron los 36.5 millones de dólares (mdd). Turquía se convirtió con rapidez en el segundo mercado más importante de Goleen Dragon, seguido por Israel y Australia.

Asociada con una compañía estadounidense para conseguir el visto bueno de la FDA, la empresa china espera duplicar sus ventas para finales del presente año. Pero David Adelman, analista de Morgan Stanley, asegura que el cigarrillo electrónico tendría suerte si llegara a captar el 1% del mercado de tabaco. Aún así, eso sumaría unos 750 mdd ingresados por estos pitillos con microprocesador.

Ahora ve
No te pierdas