Slim rebasa a Bill Gates por 1,000 mdd

La revista Fortune calculó que la fortuna del magnate mexicano asciende a 59,000 mdd; el valor de sus empresas creció 12,000 mdd en lo que va del año y rebasó al creador de Microsof
La riqueza inalámbrica empujó al magnate a encabezar la list  (Foto: )
Stephanie N. Mehta

El magnate mexicano Carlos Slim se ha colocado ya como el hombre más rico del mundo con una fortuna que la revista Fortune calculó en 59,000 millones de dólares, con lo que supera al fundador de Microsoft, Bill Gates, cuya fortuna se estimó en 58,000 millones de dólares.

Además, Gates está vendiendo su principal fuente de riqueza, las acciones de Microsoft para financiar su fundación, mientras que la fortuna de Slim continúa a la alza con una fuerza impresionante.

El valor neto del magnate mexicano creció en 12,000 millones de dólares en lo que va del año, sus compañías representan más del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) de México y Slim controla las empresas que representan un tercio de los 422 mil millones de dólares que se cotizan en la Bolsa Méxicana de Valores (BMV), según los cálculos de Fortune.

La revista estadounidense Forbes dijo en abril que Slim había superado al inversor de Estados Unidos Warren Buffett, quien ocupaba el segundo lugar de los más ricos del mundo, pero Forbes dijo que no volvería a calcular la riqueza de Slim hasta el año que viene.

Un periódico financiero en línea, Sentido Común, había calculado en junio en casi 68,000 millones de dólares la fortuna del empresario de origen libanés y que actualmente tiene 67 años de edad.

El perfil de hombre de negocios al que más se parece Slim es el de John D. Rockefeller, aunque la fortuna del magnate estadounidense palidece junto al mexicano. Al momento de su muerte en 1937, Rockefeller valía 20.3 mil millones de dólares, dijo Fortune.

Un profesor de gobierno en la Universidad de William & Mary acuñó el término “Slimlandia” para describir la posición de mercado del magnate en México, ya que un mexicano forzosamente utiliza alguno de los productos o servicios que ofrece Slim a lo largo del día, ya sea al visitar un cajero automático, al manejar un coche, al comprar café o simplemente al hablar por teléfono.

Consulta el artículo completo de Fortune.

Ahora ve
No te pierdas