El rey de los condominios llega a México

Related Group, el mayor desarrollador de EU, apuesta por puntos turísticos para expander su neg la firma dirigida por Jorge Pérez logró una hazaña inmobiliaria, con ingresos de 3,000 mdd en u
Jorge Pérez quiere compensar con México y AL los ingresos qu  (Foto: )
Alejandra Leglisse
Jalisco -

Hace un par de meses, la editorial Penguin le ofreció a Jorge Pérez, el desarrollador de condominios más grande de EU, escribir su biografía. Al principio, el empresario se negó, pero después de una segunda pensada aceptó que la casa editora publicara un libro con el contenido de varias entrevistas sobre cómo se convirtió en millonario. Antes de empezar la primera charla, la editorial ya tenía la primera lección del empresario: tenía que pagarle 6,250 dólares por cada entrevista de una hora.

Con esta historia, Pérez demostró dos cosas: que sabe hacer negocios y que nunca deja pasar las oportunidades. Gracias a eso forma parte de los 400 hombres más ricos del mundo –el 197–, de acuerdo con la revista Forbes, y dirige la compañía hispana más grande de Estados Unidos con un portafolio valorado en 10,700 millones de dólares (mdd).

En 2006, la empresa de Pérez, The Related Group, ocupó otra vez el primer lugar en el listado de las 500 empresas hispanas más grandes de EU, elaborado por la revista Hispanic Business. Sus ventas fueron 3,247 mdd. Este año, sin embargo, sus ingresos cayeron 56% como resultado de la baja actividad en el sector inmobiliario estadounidense.

Ahora, Pérez quiere que su emporio crezca también en México. Y para ello traerá al país el mismo concepto con el que levantó su reinado en Estados Unidos: desarrollos de usos mixtos, que combinan lujosos hoteles con condominios residenciales; los destinos elegidos son puntos turísticos como Puerto Vallarta, Playa del Carmen, Acapulco y Zihuatanejo.

Durante los próximos dos años, ‘El rey de los condominios’, como lo apodan en la industria de los bienes raíces, piensa construir en todo el país un portafolio de propiedades con valor de 1,000 mdd. Y no son sólo buenas intenciones.

La llegada al mercado mexicano de este empresario no es una casualidad sino el resultado del auge que vive el sector inmobiliario local que, en los últimos tres años, ha detonado el desarrollo de cientos de proyectos gracias a los financiamientos de grandes fondos de inversión estadounidenses y europeos. Y mientras el mercado inmobiliario nacional se expandía, el estadounidense hacía lo contrario, principalmente en el sur de Florida en donde se concentran los negocios de The Related Group.

Para muchas personas, Jorge Pérez es una inspiración y la prueba viva de que el sueño americano se puede hacer realidad. Al graduarse, su padre, un cubano que estudió en Estados Unidos, empezó a trabajar en la industria farmacéutica.

Poco después lo mandaron a Argentina para hacerse cargo de una importante empresa del ramo. Ahí nació Jorge. Con el tiempo, regresaron a vivir a Cuba, pero cuando Fidel Castro tomó el poder, el gobierno revolucionario les quitó su patrimonio, así que cambiaron su residencia a Colombia, en donde tenían familiares. Años más tarde, exactamente en 1968, Jorge Pérez viajó a Estados Unidos a estudiar planeación urbana. Su primer trabajo fue como jefe de Planeación Urbana en la ciudad de Miami, pero su pasión por el diseño lo llevó a crear su propia empresa.

En 1979 fundó The Related Group, con la que transformó el paisaje urbano del sur de la Florida. Entre sus propiedades más conocidas están el Portofino Tower, el Murano at Portofino, el Murano Grande y Icon South Beach, un grupo de lujosos rascacielos que definieron una nueva y muy popular área residencial en South Beach, en Miami.

Desde entonces ha construido y administrado 35,000 departamentos y condominios. Su gran salto se dio cuando su empresa identificó una nueva ola: la gente estaba regresando a vivir dentro de las ciudades, al mismo tiempo que llegaban inversiones nacionales e internacionales a la región.

“Detectamos esta tendencia y enfocamos todos nuestros esfuerzos hacia ella”, declaró el empresario a la revista Hispanic Business. “Nuestra intención era aprovechar el mercado y tomar la mayor ventaja posible para atender la demanda que estaba por venir”.

Esto significó construir gigantescos condominios de usos mixtos, donde había viviendas, oficinas y lugares de entretenimiento. A estos edificios los empezaron a llamar “Ciudades que funcionan siempre, en lugares de alta demanda”.

Actualmente, The Related Group es la principal urbanizadora de condominios de lujo y uno de los principales productores de bienes raíces multifamiliares de Estados Unidos.

Pérez, quien se dice un apasionado de la política y de las artes, es un demócrata declarado. Ha sido un asiduo donador de fondos para el partido y en el pasado fungió como asesor en temas relacionados con Cuba del presidente Bill Clinton, durante su mandato al frente del gobierno de Estados Unidos. De acuerdo con un perfil del empresario, publicado por la revista Time cuando fue seleccionado como uno de los 25 hispanos más influyentes de Estados Unidos, la colección de arte del magnate incluye obras de artistas de América Latina como Fernando Botero, Frida Kahlo y Roberto Matta, entre otros.

Capítulo México

Su llegada a nuestro país viene precedida por el bache que en el año 2005 tuvo el mercado inmobiliario estadounidense. Cuando las ventas de The Related Group empezaron a resentirlo, Jorge Pérez decidió que era el momento de localizar el lugar a donde se iría la inversión. Pensó en México. Se acercó a los grandes fondos de inversión, con la intención de hacer un portafolio común, y también con Citibank, y entonces creó un fondo para invertir 1,000 mdd.

En junio pasado, el empresario estuvo en Puerto Vallarta y no precisamente en un viaje de turismo. Su presencia tenía el objetivo de supervisar parte de los proyectos que desarrolla en esa ciudad. “México es un lugar seguro para los inversionistas estadounidenses y europeos; un lugar donde continuar la gran inversión que tuvo Miami, Nueva York y otras ciudades. Por eso me decidí a invertir aquí”, explica.

Jorge Pérez ya había hecho negocios en el país. Su llegada a México fue en 2005, de la mano de kor Hotel Group, quien era el socio mayoritario del desarrollo de dos hoteles: el Mayakoba, en la Riviera Maya, y el Tides, en Playa del Carmen. Pérez aportó sólo 20% de la inversión total de 100 mdd (también participó el desarrollador español ohl).

La diferencia es que la actual inversión de Pérez es su debut como socio mayoritario con su proyecto insignia: Icon Puerto Vallarta, un conjunto de tres torres de 25 niveles cada una, diseñado por Philippe Starck. La firma de arquitectos Arquitectónica arrancará en enero la construcción de este complejo, que significa una inversión de 120 mdd, y aunque todavía es pura arena, la primera torre ya ha sido comprada en su totalidad; la mitad, por mexicanos.

“Es una cuestión de who is who, ven el diseño y lo que hemos hecho en Nueva York y Miami. Deciden entrar antes de que los precios se vuelen”, afirma orgulloso el empresario.

Un proyecto todavía más grande que Icon Vallarta es el de Zihuatanejo, en Ixtapa. En aproximadamente 100 hectáreas, The Related Group construirá un conjunto de usos múltiples: 400 residencias, un hotel con 180 habitaciones y campo de golf de 18 hoyos y una marina, con una inversión de 300 millones de dólares (mdd).

En Acapulco, Pérez cuenta con 100,000 metros cuadrados para edificar un hotel de 120 habitaciones y 320 condominios residenciales de lujo con una inversión de 300 mdd. “Será un hotel W saliendo de las montañas que redefinirá Acapulco como Las Brisas lo hizo hace algunos años”.

En San Miguel de Allende tiene el proyecto para construir un hotel y 700 departamentos de 200 metros cuadrados, en promedio, y un hotel boutique de lujo en donde el arte será el huésped principal; la inversión estimada, 350 mdd. La firma de Legorreta Arquitectos estará a cargo de este proyecto.

Jorge Pérez reconoce que, para el éxito de sus proyectos, sus socios locales son piezas clave, por ello cuando The Related Group empezó a sondear las oportunidades que ofrecía el mercado inmobiliario mexicano, lo hizo de la mano de Carlos Ancira Elizondo, presidente de nh México, quien lleva 25% de los proyectos. El diseño de los hoteles está a cargo de Enrique Norten, de Ten Arquitectos, la firma con base en México y Nueva York reconocida por su trabajo en el futuro Museo Guggenheim de Guadalajara.

En Zihuatanejo se alió con los inversionistas privados Jorge Ehlers y Benito Recio (quien cuenta con un portafolio de cuando menos 25 millones de pesos en la zona) y para sus proyectos en la Ciudad de México, con el empresario Moisés El-Mann, quien en los últimos años ha participado fuerte en varios desarrollos residenciales y comerciales en el sur del país, como la construcción de un recinto ferial y de exposiciones en el parque industrial de Puerto Morelos, una inversión de 187 millones de pesos. Un proyecto a seis años cuya primera fase quedará lista antes de que termine 2007.

“Son socios verdaderos, algunos tienen 20%, pero otros tienen hasta 50%”, explica Pérez. La mayoría de las veces, los socios mexicanos se encargan de conseguir los permisos, mientras que la gente de The Related Group realiza el mercadeo, aporta la tecnología y el diseño de nuevos productos.

De acuerdo con Pérez, es muy fácil atraer a clientes de Estados Unidos porque están muy acostumbrados al mercado mexicano. Su estrategia es ofrecerles un producto que no encuentran en su país, con un diseño completamente diferente, marcas internacionales y a un precio mucho menor que en su lugar de origen, debido a que la mano de obra y el precio de la tierra es de menor costo.

“En México, yo puedo ofrecer el mejor diseño, traer al mejor arquitecto del mundo y ofrecer departamentos a menos de 300 dólares el metro cuadrado en la playa, cuando eso mismo en Estados Unidos costaría el triple”, asegura el empresario.

Por ahora, The Related Group está invirtiendo en el segmento de más alto nivel para un mercado internacional y en la clase alta de México, pero si se le presenta la oportunidad lo hará en todos los segmentos donde sea posible.

México es su primera parada en su expansión a Latinoamérica. Ya tiene en la mira a Panamá, Costa Rica, República Dominicana y las Bahamas.

En mayo pasado, la prensa de Miami anunció una nueva alianza entre Jorge Pérez y el magnate más popular en cuestiones de bienes raíces, Donald Trump.

Hace dos años, ambos empresarios unieron fuerzas para lanzar el proyecto Trump Towers en una playa llamada Sunny Isles Beach, al norte de Miami. En esta ocasión se trata del desarrollo de lujo bautizado como Trump Hollywood, y que cuenta con condominios cuyos precios comienzan en 1.5 mdd y con superficies entre 2,000 y 7,500 pies cuadrados (2,286 metros cuadrados).

“Jorge tiene una gran visión y un gran sentido del diseño”, declaró Trump al diario Miami Herald. “Yo rechazo 10 negocios por cada uno que acepto. Con Jorge me tomó un segundo porque él es todo un profesional”.

Muchos consideran que Jorge Pérez es un hombre carismático y divertido, capaz de convertir una junta de trabajo en una tertulia entre amigos que, casi siempre, tiene como resultado un negocio millonario. A él le gusta disfrutar de la vida y lo sabe hacer porque pasa gran parte de ella entre el arte, el lujo y lugares de ensueño, ya sea en Villa Cristina, su mansión estilo mediterráneo en la exclusiva área de Coconut Grove, o viajando en su avión privado rumbo a alguno de sus lujosos desarrollos. Le gusta la buena comida, y es de los que platica entre los bocados de sus tacos de langosta y los sorbitos de margarita frozen de fresa.

Sin embargo, él tiene una imagen diferente de sí mismo. “Yo no me veo como una persona de lujo”, dice el empresario. “Yo voy a Kmart a comprar calzoncillos y pago 35 centavos por ellos, si puedo pagar 12 (centavos), mejor…  Y si mañana viviera en un departamento pequeñito sería igual de feliz”, asegura.

Ahora ve
No te pierdas