Bristol-Myers pagará 515 mdd a EU

La farmacéutica fue acusada de manipulación de precios y sobornos desde el 2000; el gobierno acusó a la empresa de inflar precios de medicinas utilizadas en programas públicos.
WASHINGTON (Notimex) -

La compañía Bristol-Myers Squibb, uno de los mayores fabricantes de medicinas del mundo, accedió este viernes a pagar al gobierno de Estados Unidos 515 millones de dólares (mdd) en multas y restituciones como parte de un caso criminal en su contra.

Bajo este acuerdo con el Departamento de Justicia -uno de los mayores en su tipo-, la empresa farmacéutica resolverá alegatos presentados en su contra en dos cortes federales sobre manipulación de precios y sobornos que datan desde el año 2000.

"Este acuerdo refleja el fuerte compromiso del Departamento de Justicia para hacer a las empresas farmacéuticas responsables por planear e implementar esquemas de mercadeo y precios fraudulentos", dijo el procurador de Justicia interino, Peter D. Keisler.

El funcionario señaló que esquemas como este resultan en un serio impacto sobre programas públicos de salud para pobres y ancianos.

Michael Sullivan, fiscal federal para el distrito de Masachussetts, sostuvo que la existencia de sobornos en una industria como la farmacéutica resulta algo perturbador, en especial, cuando ello resulta en el uso inapropiado de medicinas.

"Los sobornos resultan especialmente nocivos cuando son usados como parte de una campaña para convencer a médicos a prescribir drogas para usos que la Administración Federal de Drogas ha determinado que no son seguros o efectivos", aseveró.

De acuerdo con los cargos presentados por el gobierno, entre 2000 y 2003, Bristol pagó sobornos a médicos y otros proveedores de servicios médicos, en algunos casos con viajes de lujo, a fin de convencerlos de que adquirieran sus productos.

Asimismo, entre 2002 y 2005, la compañía promovió la venta y uso del antisicótico Ability para ser utilizado en menores de edad y tratamientos relacionados con demencia, aún cuando éste sólo fue aprobado para tratar casos de esquizofrenia y desórdenes bipolares.

La empresa "infló" además los precios de varios medicamentos para padecimientos oncológicos y drogas genéricas utilizadas en programas de salud pública subsidiados por el gobierno federal.

Finalmente, el gobierno argumentó que la empresa manipuló los precios del antidepresivo Serzone -adquirido para el programa de salud pública Medicaid-, ofreciendo en cambio la droga a una empresa privada con una cotización más baja que la presentada al gobierno.

 

Ahora ve
No te pierdas