El tequila... una historia de telenovela

La fabricación de la bebida tocará este año la cifra récord de 280 millones de litros; la historia de Televisa “Destilando Amor” da un nuevo impulso a la industria tequilera.
El paisaje "azul" en territorio agavero, es Patrimonio Cultu
Cristina Ávila-Zesatti
GUADALAJARA (CNNExpansión) -

-“Por favor, que no despidan a la Gaviota”-  imploraba un correo electrónico enviado al Consejo Regulador del Tequila, un organismo que desde el inicio de la telenovela “Destilando Amor” en enero pasado, ha constatado cómo la ficción puede -a veces- influir en la realidad.

Y no es para menos: la embriagante historia de Televisa entre Gaviota y Rodrigo Montalvo (protagonizada por los actores Angélica Rivera y Eduardo Yañez), que relata un amor surgido en las plantaciones del agave azul, tiene hoy una audiencia de 15 millones de televidentes en México cada noche, además de ser transmitida a 60 países, algunos tan lejanos como Eslovenia, Croacia y Rumania.

El éxito del personaje de Gaviota, que dentro del culebrón es una ejecutiva del Consejo Regulador del Tequila, se ha traducido también en una victoria para la industria tequilera y para el propio pueblo de Tequila, ubicado en el estado de Jalisco.

“Ciertamente no imaginábamos este éxito; en 9 años no se habían logrado estos niveles de rating y tanto los tequileros como la gente del Consejo Regulador del Tequila, nos han dicho que gracias a esto, las ventas han subido”, afirma en entrevista telefónica Nicandro Díaz, productor ejecutivo de la teleserie.

La fabricación de tequila tocará este año la cifra récord de 280 millones de litros, según los pronósticos del Consejo Regulador, que es la autoridad encargada de vigilar la calidad de la bebida.

“También de la Secretaría de Turismo de Jalisco nos dijeron que en el pueblo de Tequila, la afluencia de visitantes aumentó en 400%”, agrega el productor de Televisa.

Desde Guadalajara, la capital jalisciense, parte un tren turístico en un recorrido de una hora y media con destino a las tierras del agave. El paseo fue bautizado como “El Tequila Express” y desde el inicio de las transmisiones de la telenovela, cada vez más gente dice que quiere visitar Tequila motivada por las escenas de “Destilando Amor”.

Rating en los paladares

El tequila, la primera bebida mexicana en obtener la denominación de origen hace ya 33 años y probablemente una de las industrias de mayor tradición nacional, vive sin embargo su propia realidad, su propio auge y sin duda, sus propias encrucijadas, en un año que ha resultado récord en el consumo de agave y en las exportaciones del producto terminado, pero que también está marcado por la amenaza de una sobreoferta agrícola y el exceso de marcas que confunden al consumidor.

Lejos de las pantallas, la bebida brilla con su propia luz, según afirma Ramón González, el director del Consejo Regulador del Tequila. “Tan sólo en 2006, se vendieron fuera de México 140 millones de litros en más de 120 países, una cifra récord”. En casa, es cierto, -como sucede con los amores de tiempo- el consumo nacional enfrenta a un cierto estancamiento que no llega a ser desprecio.

México se bebe el 40% del llamado “licor de los dioses”, con un consumo anual per cápita de litro y medio. Los mercados internacionales -atraídos quizá por la fuerza de su exotismo-, degustan el otro 60% de la producción.

El 80% de las exportaciones van a parar a paladares estadounidenses, seguidos por la Unión Europea, con España a la cabeza.

De momento, por lo que a abastecimiento de la bebida espirituosa se refiere y del agave, no hay de qué preocuparse. “Hay agave para rato”, dice el presidente del Consejo Regulador del Tequila, Miguel Ángel Domínguez.

Precisamente, hay agave para ‘mucho’ rato, y ése es hoy uno de los riesgos que ronda a la materia prima de la bebida espirituosa, puesto que actualmente existen 30 mil plantaciones respaldadas bajo la denominación de origen, con una producción de 415 millones de agaves, pero la industria tequilera apenas consume 30 millones cada año.

Estamos frente a un excedente agavero que no se consumirá cabalmente hasta 2011; una sobreoferta que hace ‘bailar’ los precios de 14 pesos por kilo (en sus mejores momentos), a 50 centavos o 2 pesos/ kilo en la actualidad; una danza desigual que afecta sobre todo al sector agrícola, que de aquí al 2008, deberá resistir las consecuencias de 600,000 toneladas de agave en exceso.

Destilando (los escollos del) amor

En números redondos, la industria tequilera vive su propia historia de amor consolidado con los consumidores: en apenas 13 años, las exportaciones del tequila 100% de agave (es decir, su presentación más pura) aumentaron en 2,345% entre 1994 y 2006, al pasar de 1 millón 28 mil litros a 26.9 millones de litros.

Pero no todo es felicidad, pues si en las telenovelas, como en la vida real, dicen que tres son multitud, en los negocios aplica -a veces- la misma regla: actualmente el consumidor se enfrenta a nada más y nada menos que 710 marcas diferentes, lo que dificulta la elección de nuestro ‘tequila ideal’ y sin embargo, son apenas 14 empresas grandes las que manejan el 82% de esta industria, compuesta hoy por 128 destilerías en activo.

Lo que sí ha logrado reducirse considerablemente, son aquellas “pseudos-marcas” que imitaban a la bebida nacional. Precisamente a mediados de septiembre, la Profeco tiene planeado destruir unos 60 mil litros de tequilas falsos, que fueron detectados en todo el territorio nacional. Y si en México persiste este fraude líquido, en el extranjero estas ‘aspiraciones tequileras’ también están a la orden del día:

El Consejo Regulador del Tequila ha encontrado burdas imitaciones en lugares tan distantes de la tradición mexicana como Sudáfrica o Grecia, aunque países de este lado del hemisferio, como Estados Unidos o Argentina, también han querido “’subirse al carro’ de una industria que ha demostrado ser mucho más que una moda pasajera.

“Hemos firmado un acuerdo con la empresa inglesa de investigación de mercados Mintel, para poder detectar a estos tequilas falsos en cien de las ciudades más importantes del mundo y también contamos con el apoyo de Proméxico, que hace este monitoreo en los 32 países donde tienen oficinas (…) en principio, todos los países que componen la OMC (Organización Mundial del Comercio) deben respetar la denominación de origen del Tequila y nuestro deber es hacer cumplir esos acuerdos”, afirma Ramón González.

El tequila sólo es tequila si se fabrica exclusivamente con agave azul Tequilana Weber plantado en la zona con denominación de origen, que comprende 182 municipios de 5 estados mexicanos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Será el próximo 16 de septiembre cuando los televidentes conozcan el desenlace de “Destilando amor”, la telenovela donde la marca Tequila Cazadores participa como uno de los patrocinadores de la serie y cuya versión original “Café con aroma de mujer” del colombiano Fernando Gaytán, fue adaptada al mexicano por la escritora Kary Fajer.

En tanto, la industria tequilera y el Consejo Regulador seguramente seguirán cosechando los frutos de este impulso mediático, aunque la labor por delante nada tiene que ver con la ficción: queda por asegurar que la producción agavera para 2009 (infectada por diversas plagas entre 19 y 35%) pueda salvarse, y para ello, la industria y el propio Consejo trabajan ya en la elaboración del ADN de esta materia prima (con avance del 30%) en dos laboratorios del Centro de Articulación Productiva, y que ahora inaugura sus instalaciones conjuntas en el nuevo edificio del Consejo Regulador, a donde pronto, dejarán de llegar los correos para “salvar el destino de la Gaviota”.

Ahora ve
Float, un prototipo de vehículo flotante, nos acerca al auto del futuro
No te pierdas
×