Black&Decker salta al mundo de la moda

La firma de electrodomésticos sabe ahora que el 20% de los clientes paga más por mejores diseño hoy vende licuadoras cromadas y planchas de colores, y para 2008 tendrá parrillas con bocinas y
Alfredo Barreto estudia la moda para 2008. (Ramón Sánchez Be
Cinthya Bibian

Invertir en tecnología no basta. El fabricante de electrodomésticos Black&Decker destina parte de su ingreso a estudios sobre moda. ¿La razón? 20% de los clientes acepta pagar más por un diseño o color que combine con su cocina, afirma Alfredo Barreto, director general del distribuidor de la marca  Applica de México. “Hay quienes cambian sus aparatos cuando aún sirven con tal de que se vean modernos”, dice.

Las constructoras de vivienda ya aplican el concepto smart house, para ambientes divididos no por paredes sino por aparatos y mobiliario. “Hace cinco años no se contemplaba”, menciona Barreto.

En los últimos tres años, B&D colocó en los hogares mexicanos 15 millones de electrodomésticos, de los que nueve millones son planchas, que reportan un crecimiento similar al de la industria de la vivienda (16% anualmente).

Este año, la moda son los colores negro y blanco combinados con cromado para licuadoras y hornos, al igual que las planchas en tonos pastel, pero, para el siguiente, la composición cambiará. “Ahora buscamos con diseñadores los colores y diseños para 2008”, adelanta.

Este año, B&D lanzó un horno con tecnología infrawave que calienta alimentos mucho más rápido. Y para 2008 venderá una parrilla que cuenta con bocinas y conexión para iPod.

Ahora ve
No te pierdas