Autos chinos ¿beneficio para México?

La posible llegada de más armadoras chinas permitirá a México aumentar su producción; actualmente el país asiático produce para su mercado, pero esto cambiará en un par de años.
Li Shufu, presidente de Geely pretende abrir cuatro plantas
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El interés de armadoras de autos chinos por entrar al mercado de Estados Unidos beneficiará a México, mientras que en el mercado interno se podría dar una reconfiguración.

El mercado automotriz mexicano está a punto de cambiar con la comercialización en este mes de los primero autos Chinos, los FAW, que la cadena comercial Elektra comercializará.

A este, se le suma la probable inversión en una planta que hará el fabricante chino Geely, cuya inversión anunciada en el Autoshow de Detrot, por unos 500 millones de dólares (mdd), pretende fabricar autos que eventualmente exportaría a Estados Unidos.

"Es una realidad para el resto del mundo que los chinos vienen muy fuerte, es una buena oportunidad para México es la primera planta de los chinos fuera de su país”, dijo Albrecht Ysenburg, analista de KPMG, firma de consultoría.

Se estima que el año pasado China produjo 9 millones de automóviles, con tasa de crecimiento anual de 25%, siendo el cuarto productor mundial después del bloque europeo, Estados Unidos y Japón; México ocupa la octava.

La industria automotriz mexicana es uno de los sectores que más aportan a la economía mexicana, dos de cada 10 dólares de exportaciones provienen de ella y genera más de 47,000 empleos directos.

Esta industria logró el año pasado un récord en producción, con más de dos millones de unidades de las cuales mas de la mitad se exportaron.

La nación asiática prácticamente produce para su mercado, solo exporta alrededor del 2%, pero con las tasas de crecimiento anual en 2009 la producción podría duplicar la demanda.

“China está más enfocado a su propio mercado, pero van para conquistar el resto del mundo”, estima Ysenburg.

Sin embargo en opinión de otros analistas la baja penetración de los automóviles en China hace ver a esta industria en una fase inicial.

“Aún falta para que (las armadoras  de China) se conviertan en una amenaza real para sus competidores de los mercados desarrollados”, indica un reporte de BBVA.

El hecho es que en lugar de solo importar automóviles las leyes mexicanas protegen al sector al obligar a las armadoras que deseen vender autos en el país a instalar una planta, con este esquema opera Grupo Salinas y la china FAW que importarán primero 5,000 unidades anuales y a partir de 2010 deberán iniciar la producción de los vehículos.

Pero en lo que eso sucede habrá armadoras en México que sin duda tendrán que voltear a lo que hacen su contraparte china.

“Sin duda habrá presión en autos subcompactos, pero les tengo pronóstico reservado; aunque es una actividad interesante, General Motors también va atraer autos chinos”, dijo Alma Martínez, analista del BBVA Bancomer.

Esta analista considera que el consumidor mexicano es cada día más selectivo por lo que actuará de forma cautelosa, pero el “gancho” es el crédito.

Ventas domésticas

La venta de autos nuevos cayó en 2007 más de lo que se había pronosticado, sobre todo en el segmento de autos subcompactos debido principalmente a crecimientos constantes durante el último lustro.

“Veo difícil que siga creciendo, se mantendrá el nivel actual, lo  que le está afectando mucho son los autos usados, no los chocolate”, dijo Martínez.

Los analistas estiman que las ventas anuales se mantendrán en alrededor de un millón de unidades.

Por lo que el mercado de autos usados presentará oportunidades ya que modelos recientes se pueden conseguir a precios más competitivos.

Adicionalmente el consumidor mexicano ha entrado en una etapa de mayor endeudamiento lo que disminuirá el interés por adquirir autos nuevos a crédito.

El reto para las armadoras en México es integrar un portafolio de productos con mayor impacto para el consumidor, la venta de subcompactos no sólo cayó por una sobreoferta, sino también porque los modelos líderes en ventas llevan en algunos casos más de 16 años prácticamente sin renovarse.

Ahora ve
No te pierdas