Sarkozy busca culpables por mega fraude

El líder francés dijo que los jefes bien pagados del banco tienen que encarar las responsabilid un fiscal dijo que Société Générale fue advertido desde noviembre por los manejos del operador.
Jerome Kerviel, autor del mega fraude, sólo quería mejorar s
PARÍS (CNN) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que los bien pagados jefes del banco Société Générale deben afrontar sus responsabilidades por el fraude financiero que está sacudiendo a la entidad.

"Cuando sucede un evento de esta naturaleza, no puede pasar sin consecuencias en lo que a responsabilidades se refiere", dijo Sarkozy a periodistas en una visita a una universidad.

Société Générale (SocGen) era blanco el lunes de una creciente presión, después de que la entidad reconociera la semana pasada que fue víctima de un multimillonario fraude provocado por uno de sus operadores de acciones.

Mientras un fiscal aseguró que el banco fue advertido de las transacciones del operador Jerome Kerviel en noviembre, un grupo de accionistas anunció una demanda contra la entidad gala debido al fraude.

SocGen acusó a Kerviel, de 31 años, del gigantesco desfalco tras sufrir la mayor pérdida por negocio de intermediación de la historia bancaria.

El segundo mayor banco de Francia debió reconocer operaciones fraudulentas por 50,000 millones de euros (73,000 millones de dólares) por las malas apuestas del novato operador, las que le costaron pérdidas por 4,900 millones de euros (7,200 millones de dólares).

La entidad financiera ha dicho que descubrió el fraude en el fin de semana del 19 al 20 de enero, pero el fiscal de París dijo que el mercado de derivados Eurex alertó al banco de las actividades de Kerviel en noviembre.

"Eurex alertó a Société Générale en noviembre del 2007 de las posiciones asumidas por Jerome Kerviel. Consultado por el banco, el operador entregó un documento falso para justificar la cobertura del riesgo", comentó el fiscal Jean-Claude Marin.

Varios analistas y operadores sostienen que el gran escándalo de SocGen contribuyó a la fuerte caída accionaria del 21 de enero.

Paralelo a los comentarios del fiscal, un abogado francés que representa a 100 accionistas minoritarios anunció una demanda contra el banco.

Frederik-Karel Canoy dijo que el banco debería haber informado a los mercados sobre las pérdidas asumidas antes de embarcarse en una masiva ola de ventas entre el lunes y el miércoles tras admitir el escándalo.

¿Otros implicados?

El fiscal parisino Marin dijo que Kerviel confesó a la policía que ocultó sus operaciones a sus superiores, pero señaló que otros operadores también quebraron las reglas del banco.

Kerviel comentó a la policía que ocultó sus actividades porque quería mejorar su reputación, sin deseo alguno de dañar al banco, aseguró Marin en una conferencia de prensa.

El banco ha dicho que no sabía nada de las operaciones supuestamente ilegales de Kerviel hasta que fue confrontado por sus supervisores hace 10 días.

El fiscal indicó que había pedido que el operador de 31 años, que se entregó el sábado para ser indagado, continúe bajo arresto temporal.

Sin presiones para fusión

Analistas de Citigroup especulaban con que el banco británico HSBC, que cuenta con una gran presencia comercial y minorista en Francia, estaría interesado en comprar a SocGen.

El ministro de Economía francés, Christine Lagarde, dijo el lunes que el banco no era presionado en forma alguna a fusionarse con otra institución financiera, tras la caída de sus acciones.

"Société Générale no está obligado a fusionarse con otra compañía financiera", aseguró Lagarde al canal de televisión France 2.

La declaración de Lagarde fue la última señal de que los políticos franceses piensan defender a SocGen para evitar cualquier intento de adquisición de un rival extranjero.

Un importante asesor del Presidente Nicolas Sarkozy advirtió el domingo que el Gobierno probablemente intervendría si surgiera alguna oferta.

"No creo que el Estado se quede de brazos cruzados si alguien, sea el predador que sea, intentara aprovecharse de la situación", afirmó el asesor Henri Guaino en la televisión francesa.

Sin embargo, SocGen y el Banco de Francia han sido duramente criticados por líderes franceses, furiosos por no haber sido informados de los problemas.

‘Linchamiento’

Kerviel contrató un nuevo abogado que cuestionó lo dicho por SocGen, de que su defendido había ideado el fraude magistralmente desde su escritorio.

"No malversó nada, no tomó un centavo para sí mismo y sólo estaba haciendo su trabajo lo mejor que podía", dijo el jurista Christian Charriere-Bournazel.

El nuevo abogado de Kerviel aseguró que el operador sólo hizo su trabajo al asumir riesgos y acusó al banco de ponerlo en una posición de "linchamiento" público al atribuirle toda la responsabilidad.

Cuatro días después de apabullar al mundo de las finanzas con la noticia de que un operador de segunda categoría había traspasado todos los sistemas de control y forzado al banco a buscar un salvavidas de nuevos capitales, SocGen salió a dar detalles sobre cómo el operador tomó tan altos riesgos sin ser detectado.

Tal como lo hizo el operador Nick Leeson, que hundió al banco británico Barings en 1995, la imagen que apareció el domingo sobre el empleado Kerviel fue el de un hombre joven entrenado por su propio banco para detectar fraudes y que luego usó esas herramientas para evadir los controles.

El banco afirmó que sigue perplejo ante las razones que habría tenido el operador para poner en riesgo su carrera y al banco.

Ahora ve
No te pierdas