La recesión enfría el café de Starbucks

Howard Schultz advirtió de que es posible que los consumidores de EU estén enfrentando recesión la cadena de cafeterías dijo que reducirá el ritmo de aperturas de nuevas tiendas.
Los “vientos macroeconómicos” enfrían a Starbucks. (Archivo)  (Foto: )
LOS ÁNGELES (CNN) -

La cadena de cafeterías Starbucks Corp dijo el miércoles que estaba reduciendo el ritmo de aperturas de nuevas tiendas, y su presidente ejecutivo, Howard Schultz, advirtió de que probablemente el consumidor estadounidense está enfrentando una recesión.

Las acciones de la empresa caían un 2.5% en las operaciones electrónicas tras el cierre del mercado.

Starbucks presentó el miércoles un alza de sus ganancias del primer trimestre fiscal, en momentos en que trata de impulsar su crecimiento presionado por el débil gasto del consumidor, altos precios de la leche y una creciente competencia.

"Hay vientos macroeconómicos en contra que todos enfrentamos y que sugieren que el consumidor está en una recesión", dijo Schultz en una conferencia telefónica.

Starbucks reportó una ganancia de 208.1 millones de dólares, o 28 centavos de dólar por título para el trimestre terminado en diciembre, que se compara con 205 millones de dólares, o 26 centavos por acción, en el mismo período del año anterior.

Los resultados superaron las estimaciones de los analistas de una ganancia neta de 27 centavos por acción, según Reuters Estimates.

La empresa dijo que las ventas trimestrales en tiendas comparables crecieron un 1% y recortó su plan para la apertura de nuevas tiendas. Starbucks dijo que cerraría 100 instalaciones en Estados Unidos.

Starbucks recortó su proyección de nuevas aperturas de tiendas en Estados Unidos a 1.175 para el año fiscal 2008, por debajo de las iniciales 1.600. En tanto, planea incrementar la apertura de tiendas a nivel internacional de 75 a 975.

La empresa recuperó al fundador y presidente Howard Schultz como presidente ejecutivo a comienzos de este mes.

Schultz dijo que frenaría los agresivos planes de expansión doméstica, cerraría las instalaciones de bajo rendimiento en Estados Unidos, mejoraría el desempeño de las tiendas existentes y aceleraría el crecimiento internacional.

Ahora ve
No te pierdas