Bancos japonenes sufren por crisis

Las dos mayores entidades registran importantes pérdidas por los créditos de alto riesgo; expertos descartaron que los malos resultados financieros terminen pronto tanto en EU como en J

Las ganancias de los dos mayores bancos de Japón, Mitsubishi UFJ Financial Group y Mizuho Financial Group, cayeron en más de dos tercios en el tercer trimestre, debido a las crecientes pérdidas por créditos de alto riesgo.

Mizuho pagó 3,800 millones de dólares para impulsar a su erosionada correduría, que provocó la mayoría de sus pérdidas por operaciones con productos securitizados, lo que forzó a Mizuho a recortar su pronóstico..

Las malas apuestas a inversiones ligadas al mercado hipotecario de alto riesgo de Estados Unidos hasta el momento le han costado unos 4,700 millones de dólares a los tres mayores bancos de Japón y los analistas anticipan más problemas.

"Todavía cargan mucha basura en sus libros contables. No creo que se puedan deshacer de eso y no creo que Estados Unidos haya tocado un piso", comentó Kristine Li, analista bancaria de KBC Securities en Tokio.

"Si Estados Unidos no mejora, es muy probable que puedan haber más pérdidas", añadió.

Una desaceleración de la economía de Estados Unidos podría "golpear significativamente" a los bancos de Asia, sostuvo la agencia de calificaciones Standard & Poor's en un reporte del jueves, argumentando un potencial deterioro de la calidad de los activos.

Mitsubishi UFJ, el mayor banco de Japón, registró pérdidas ligadas a créditos de alto riesgo por 55,000 millones de yenes (520 millones de dolares) a fines de diciembre, más de diez veces los 4,000 millones de yenes que poseía tres meses antes.

Esas pérdidas seguramente flotarán hasta los 95,000 millones de yenes a fines de marzo, dijo el banco.

Sin embargo, MUFG reiteró un pronóstico de ganancias netas de 600,000 millones de yenes en el año fiscal que termina en marzo, el que había sido revisado en octubre.

La crisis de préstamos de alto riesgo costó 345,000 millones de yenes a Mizuho, el segundo mayor banco, en los nueves meses hasta diciembre, lo que implica más que el doble que lo previamente estimado para el año fiscal.

La compañía bajó su meta anual de ganancias por segunda vez, a 480.000 millones de yenes, dos tercios menos que su estimación inicial.

La crisis de créditos de alto riesgo no es el único problema que enfrentan los bancos japoneses, que aún luchan con la débil economía doméstica y el deficiente crecimiento de préstamos en el mercado local.

Para el tercer trimestre, la ganancia operacional estructural de Mitsubishi UFJ descendió un 29%, mientras que la de Mizuho cayó un 91%, sobre la base de las cifras de utilidades de nueve meses de ambos bancos.

Las compañías fueron afectadas por los mayores costos crediticios, forzadas a incrementar las reservas para pérdidas por préstamos debido al temor a que una desaceleración económica podría generar más morosidades.

En el tercer trimestre, la ganancia neta de grupo de Mitsubishi UFJ bajó 68%, a 57,900 millones de yenes, y la de Mizuho descendió 64%, según cálculos basados en sus resultados de los nueve meses.

Ahora ve
No te pierdas