Empresarios ven inútil renegociación TLC

El sector dijo que el balance económico indica que el acuerdo será benéfico para el campo; la importación de maíz y frijol mantendría los precios más bajos para la población.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El sector empresarial del país afirmó que no hay argumentos para pedir la renegociación del capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), porque el balance ha sido positivo para el agro mexicano.  

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Armando Paredes Arroyo, dijo que la apertura inició hace muchos años "y están equivocados quienes hablan de una catástrofe en México", dado que en fechas recientes se abrieron cupos para importar maíz.  

Refirió que México es deficitario en maíz y también es uno de los principales importadores de leche.  

Hoy, con los precios (internacionales) de grano, no le veo ninguna afectación al sector agropecuario; por el contrario, es la gran oportunidad para que los recursos que se destinan a subsidios se inviertan a modernizar al campo, expuso.  

Por su parte, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Ricardo González Sada, llamó a los campesinos que se movilizan en la Ciudad de México a que realicen sus manifestaciones sin afectar a la sociedad.  

En México, cada quien tiene la libertad de expresar sus puntos de vista, pero también es importante que haya una conducta de respeto hacia terceros, indicó.  

Respecto a la exigencia de organizaciones campesinas para renegociar el TLCAN, el líder patronal sostuvo que todos los datos económicos indican que el balance es positivo para México, sin que ello signifique que haya sectores que resientan una mayor afectación.  

A su vez, el presidente del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Héctor Rangel Domene, opinó que detrás de las manifestaciones campesinas hay motivaciones políticas, y que la desgravación del maíz prácticamente estaba hecha antes del 1 de enero de 2008.   

Además, añadió, a México le conviene importar sin gravamen, debido a que es deficitario en maíz, "importamos 10 millones de toneladas y sería equivocado renegociar el TLCAN y poner un gravamen para que aquí sea más cara la comida".    "Yo no lo veo (razón a las movilizaciones campesinas), esto se pactó hace 14 años por muchas de esas organizaciones y partidos que ahora están alarmados porque se desgravó el último tramito de los  cuatro productos sensibles", indicó refiriéndose al frijol, maíz, leche en polvo y azúcar. 

 Rangel Domene puntualizó que la apertura comercial le permitió a México aumentar considerablemente la venta de bienes al exterior, la cual pasó de 61 mil millones de dólares en 1994 a más de 250 mil millones de dólares en 2007.

Ahora ve
No te pierdas