Chávez, de manos atadas con amenaza a EU

Venezuela no puede suspender sus envíos de crudo porque cortaría su principal fuente de gananci de concretarse el ultimátum de Hugo Chávez, Estados Unidos utilizaría sus reservas petroleras.
Venezuela representa el 11% de los envíos de crudo a Estados  (Foto: )
NUEVA YORK (CNN) -

Es improbable que Venezuela materialice su amenaza de suspender las exportaciones de petróleo a Estados Unidos por la disputa de la nación de la OPEP con Exxon Mobil, porque la medida cortaría su principal fuente de ganancias.

Exxon Mobil, la mayor compañía estadounidense, ha ganado fallos legales en Gran Bretaña, Holanda, las Antillas Holandesas y Nueva York, congelando más de 12,000 millones de dólares en activos en el exterior de Venezuela para enfrentar la nacionalización de un multimillonario proyecto de petróleo en el 2007.

Pero expertos dicen que Chávez, un duro crítico del presidente estadounidense George W. Bush, ganaría poco despojando a su nación dependiente del petróleo de su principal comprador.

"No creemos que haya ninguna amenaza real de que Venezuela vaya a interrumpir las exportaciones de crudo y productos a Estados Unidos", afirmó Société Générale en una nota de investigación.

"Venezuela es demasiado dependiente de las ganancias por exportación de petróleo, y Estados Unidos es por lejos el mercado más grande", agregó.

Chávez, con ideas de izquierda, ha advertido reiteradamente que Venezuela, que contabiliza alrededor del 11% de todas las importaciones petroleras de Estados Unidos, suspenderá las ventas al mercado estadounidense si el Gobierno de Bush interfiere con el suyo.

Chávez dice que el Gobierno de Bush ha apoyado a sus oponentes y conspirado para matarlo.

Las exportaciones de crudo de Venezuela fueron paradas brevemente a fines del 2002 y comienzos del 2003 durante una perjudicial huelga en la petrolera estatal PDVSA, lo que produjo una escalada de los precios pero privó al Gobierno de su principal fuente de ingresos.

Expertos indicaron que una suspensión deliberada de las exportaciones a Estados Unidos haría poco por revertir las decisiones de los tribunales y nuevamente recortaría las ganancias necesarias para los programas sociales de Chávez para los pobres.

"La decisión de congelar los activos de PDVSA fue una decisión legal, no una política, de modo que es difícil imaginar cómo una decisión política de Chávez de parar las exportaciones a Estados Unidos podría afectar el curso de la justicia y servir a sus objetivos", señaló Antoine Halff de Newedge Group.

Mercados limitados

Además, hallar mercados alternativos para el petróleo pesado y ácido de Venezuela es difícil porque el crudo debe ser procesado en refinerías caras y complejas como las ubicadas en la costa estadounidense del Golfo.

"No hay un mercado sustituto para Chávez porque no hay suficiente capacidad de conversión profunda en ninguna parte. Suena como si fuera a ser una estrategia de plazo muy corto", agregó Halff.

Si Chávez corta los suministros, el Gobierno estadounidense actuaría rápidamente para utilizar reservas de emergencia para aliviar cualquier escasez.

"En este punto si Venezuela interrumpiera las exportaciones completamente, lo más probable es que (Estados Unidos) recurriría a la reserva y aliviara la presión sobre el precio del petróleo", dijo James Crandell de Lehman Brothers.

Y mientras que lleva alrededor de 45 días trasladar el crudo desde Oriente Medio a la Costa del Golfo comparado con sólo cinco días desde Venezuela, las refinadoras estadounidenses podrían hallar barriles adicionales de crudo ácido para ayudar a aliviar una interrupción.

"No hay gran escasez del tipo de crudo que exporta Venezuela. Kuwait y Arabia Saudita ocasionalmente tienen problemas para vender su petróleo pesado", explicó Jan Stuart de UBS Securities.

Ahora ve
No te pierdas