Chávez golpea, pero mexicanas siguen

Las empresas mexicanas en Venezuela continúan sus operaciones con buenos resultados; Bimbo y FEMSA aumentan ventas, aunque GRUMA tuvo que vender parte de su subsidiaria.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Empresas como Bimbo, Coca-Cola FEMSA (KOF) y Gruma, han enfrentado problemas en Venezuela por el 'golpeteo' del presidente Hugo Chávez, sin embargo mantienen sus operaciones en el país ante las oportunidades de negocio.

Grupo Bimbo con operaciones en el país sudamericano desde 1992, enfrenta hoy acusaciones contra su presidente honorario, Lorenzo Servitje, de financiar a la Organización Demócrata Cristiana de América para generar políticas de desestabilización en Venezuela, según publicó el diario El Universal.

De acuerdo a la publicación, el embajador venezolano en México, Roy Charderton, solicitó a su Gobierno investigar a la compañía mexicana.

Las acciones de Bimbo cerraron la sesión del lunes con una baja de 0.31% 61.48 pesos por título en la Bolsa Mexicana de Valores después de haber caído hasta 2.45%.

“Evidentemente estas son el tipo de noticias que generan ruido en la acción (…) las últimas noticias que tenemos es que las operaciones en Venezuela están relativamente bien”, dijo Joaquín Ley analista de Santader Investiment.

Bimbo destacó, en una carta dirigida al periódico El Universal de Venezuela, donde originalmente un columnista publicó la nota, que es respetuosa de las leyes y de la democracia venezolana.

“Mantenemos como Principio rector de nuestra conducta el carácter apolítico de nuestras acciones”, dijo en la misiva, fechada el 9 de febrero pasado, Alejandro Mirabakl, gerente general de Bimbo Venezuela.

Bimbo tiene una participación de mercado de 16% en el segmento de pan empacado en esa nación en la que opera una planta.

La panificadora reportó un crecimiento de 21.2% en sus ventas netas en los primeros nueve meses del año en la región latinoamericana.

“Resultó particularmente sobresaliente en Colombia y Venezuela”, dijo la compañía en su último reporte trimestral.

En una situación de riesgo se encontró KOF cuando el Gobierno del presidente Chávez ordenó auditorias fiscales a la segunda mayor embotelladora de Coca-Cola del mundo en 2006.

Sin embargo, la empresa reportó en el tercer trimestre del año pasado un incremento de 22.1% en sus ingresos y de 6.7% en su utilidad de de operación.

“En Venezuela hemos experimentado interrupciones limitadas en la operación en los últimos doce meses debido a obstrucciones por manifestantes y cierres requeridos por autoridades fiscales”, dijo la compañía en su reporte anual 2006. Cierres que incluso este lunes se presentan con el bloqueo a 13 de sus instalaciones en ese país.

Venezuela representa para KOF el 11% de sus ventas globales.

Por su parte Gruma, el mayor fabricante de harina de maíz, tuvo que vender 40% de una parte de su subsidiaria en Venezuela a un empresario local el año pasado.

Desde 2004, empezó el declive en el volumen de ventas de 792 mil toneladas de harina a 764 en 2006.

Gruma Venezuela representó aproximadamente el 10% de sus ventas a nivel mundial.

“En años recientes, la inestabilidad política y civil ha prevalecido en Venezuela. Esta incertidumbre representa un riesgo para nosotros en ese país, el cual no se puede controlar ni medir o estimar en forma adecuada”, indicó en un reporte la compañía.

Ahora ve
No te pierdas