AMóvil, nuevas condiciones en Ecuador

El gobierno ecuatoriano entregará a la telefónica la nueva propuesta para mantener la concesión la empresa de Carlos Slim y la española Telefónica deberán pagar 700 mdd para seguir operando.
QUITO (Notimex) -

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Senatel) de Ecuador entregará este lunes la propuesta de nuevo contrato de concesión de telefonía celular a la empresa Porta, filial en el país de la trasnacional mexicana América Móvil.

"Mañana entregaremos el modelo del contrato a Porta, en Quito, en la oficina de la Secretaría. Allí les mostraremos las condiciones y negociaremos el pago", declaró el titular de la Senatel, Jaime Guerrero, al rotativo El Comercio.

El gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa y las operadoras Porta y Movistar, esta última propiedad de Telefónica de España, están en conversaciones en busca de renovar las concesiones de ambas, las cuales expiran en agosto próximo.

El gobierno ecuatoriano fijó un valor de más de 700 millones de dólares para los permisos de operación para ambas empresas por los próximos 15 años.

Guerrero dijo a El Comercio que el gobierno ecuatoriano está "analizando la posibilidad de que (las operadoras) paguen un monto inicial y que el sobrante (lo) puedan cancelar anualmente".

El funcionario destacó que la forma de pago "influirá en el valor de la concesión, que es de más de 700 millones de dólares entre ambas operadoras, si pagan de contado".

Agregó que "si el pago se realiza a plazos, el valor ascendería a más de mil millones (de dólares), pues deberán cancelar un valor adicional por el financiamiento, que será valorado de acuerdo con las proyecciones de crecimiento de ambas operadoras".

El superintendente Guerrero confirmó la aspiración del presidente Correa de que el techo tarifario que paguen los usuarios debe ser bajo para que las personas de menos recursos económicos puedan acceder al servicio de voz.

Correa señaló el pasado sábado que aspira a un máximo de 22 centavos de dólar por minuto para ese servicio, después de señalar que en algunos casos esa tarifa es de hasta 50 centavos de dólar.

Al referirse a las multas que se establecerán por anomalías en el servicio, Guerrero dijo que se plantean montos de más de un millón de dólares para los casos más graves, aunque evitó dar mayores detalles hasta que haya entregado la propuesta a Porta.

Al referirse al pago de tributos que podría tener pendiente Porta, el superintendente afirmó que la Senatel "hará varias sugerencias, entre ellas, que el tema de impuestos se considere antes de la firma del contrato".

Porta tiene pendiente una indagación del Servicio de Rentas Interno sobre eventuales anomalías en el pago de impuestos en años anteriores.

Guerrero también dijo que una variable que se considera en la propuesta de nuevo contrato de concesión son las inversiones que han realizado las operadoras.

El funcionario ratificó el criterio que expresó el presidente Correa en el sentido de que si no hay acuerdo con las dos compañías extranjeras, el gobierno ecuatoriano buscará otros operadores.

Porta y Movistar, cuyos propietarios originales ingresaron a Ecuador al mismo tiempo en 1993, son las más grandes operadoras de telefonía celular en este país andino.

 

La filial de América Móvil tiene 6.2 millones de clientes y Telefónica de España cuenta con 2.6 millones de suscriptores, seguidas por la estatal ecuatoriana Alegro, de reciente incursión en el mercado, con cerca de medio millón.

Ahora ve
No te pierdas