Volaris duplicaría pasajeros en 2008

La aerolínea, propiedad de Carlos Slim, prevé transportar a 4.2 millones de pasajeros; actualmente la empresa tiene 14 aeronaves, 17 ciudades, 28 rutas y más de 80 vuelos diarios.
Volaris ve un desempeño favorable para este año. (AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La aerolínea mexicana de bajo costo Volaris prevé transportar este año a 4.2 millones de pasajeros, casi el doble que en el 2007, y mejorar su posición en el mercado a sólo dos años de haber lanzado su primer vuelo.

La aerolínea -donde participan el magnate mexicano Carlos Slim y el gigante de medios Televisa es una de las seis que compiten en el sector de bajo costo, que ha logrado atraer a un 30% de los viajeros mexicanos en vuelos domésticos.

Volaris, que partió en marzo del 2006 con un puñado de aviones y boletos a menos de la mitad del precio de las aerolíneas tradicionales, ve espacio para crecer en México, donde el número de pasajeros aumentó un 27.4% el año pasado.

"Estamos llegando al segundo aniversario con 14 aeronaves, 17 ciudades, 28 rutas y más de 80 vuelos diarios", dijo el director general de Volaris, Enrique Beltranena.

"Este año subiríamos a 21 aviones y el objetivo es de 4.2 millones de clientes transportados en 2008", añadió.

Volaris, que tiene su sede en el aeropuerto de la ciudad de Toluca, aledaña a la capital mexicana, ha ido recibiendo poco a poco un pedido de 30 aeronaves A319 del fabricante europeo Airbus.

El directivo dijo que la aerolínea ha cumplido sus metas de crecimiento anticipadamente, por lo que ha recibido una inyección de capital por 48 millones de dólares adicional a los 100 millones de dólares con los que arrancó. La empresa espera tener una flota de 56 aviones al cierre del 2010.

Combustible, una de las claves

Para Beltranena, una de las claves del éxito de la aerolínea además de sus tarifas bajas, es que desde el principio previó un alza del precio de la turbosina, el combustible para aviones en el que incide directamente la cotización del petróleo.

"El plan de negocios lo hicimos con un costo de combustible alto, prácticamente a los niveles que tenemos actualmente (...) sabíamos que era el gran elemento que podía cambiar el plan de negocios", dijo Beltranena.

Otras aerolíneas que no han previsto fuertes alzas del combustible han sido golpeadas fuertemente en sus resultados.

Volaris tiene un alto porcentaje de su consumo de combustible protegido con coberturas ("fuel hedging") que sirven de escudo ante fuertes variaciones del precio del crudo, que subió el jueves a un récord de más de 110 dólares por barril.

"Tenemos prácticamente entre el 50 y 70% del consumo del combustible con compras a futuro (...) este año prácticamente tenemos 50% del consumo ya preadquirido", dijo Beltranena.

"Lo hicimos en bandas de precios que van desde los 60 dólares hasta más o menos 102 dólares", precisó.

El precio de la turbosina, que ha subido aceleradamente en los últimos meses, compite con la parte laboral como el mayor costo de una aerolínea.

Volaris, al igual que las demás aerolíneas de México, cobra un cargo por combustible dentro del precio del boleto de avión.

Sobre posibles compras o fusiones entre aerolíneas de bajo costo, Beltranena dijo que podrían ocurrir en el largo plazo.

"El mercado aún no ha llegado al nivel de madurez, viene un proceso de sangramiento de capital de muchas empresas, un maratón de largo plazo, aun no veo fusiones ni adquisiciones en los próximos meses de nadie, aunque en el largo plazo sí podría darse una consolidación", dijo.

Volaris descartó estar interesada en otra aerolínea aunque dejó abierta las posibilidades de una alianza estratégica.

"El tema de alianzas es interesante. Es un interés permanente y abierto", dijo el director de Volaris.

Ahora ve
No te pierdas