Boeing con nuevo retraso para el 787

La firma estadounidense anunció por tercera ocasión que no entregará a tiempo su aeronave; problemas con el ensamblaje y con proveedores afectaron la entrega del 787 Dreamliner.
NUEVA YORK (CNN) -

La estadounidense Boeing anunció el miércoles el tercer mayor retraso en su 787 Dreamliner, argumentando un lento progreso en el ensamblaje y que continuaron los problemas con los proveedores, por lo que el programa lleva 15 meses de demora.

Sin embargo, la demora se ubicó en el mínimo de las expectativas de Wall Street, debido a que el fabricante de aviones ya había admitido problemas con los últimos rediseños del revolucionario avión de carbón compuesto y el volumen de trabajo de su planta en Everett, Washington.

"Una pregunta central será si este es el final de los anuncios de retrasos", comentó Joseph Nadol, analista de JP Morgan, en una nota de investigación.

"Aquí es donde los detalles tendrán importancia, tanto que parece que la gerencia ha abrazado todas las cuestiones estructurales y de certificación que puedan surgir ahora", añadió.

Boeing, que compite con Airbus, de EADS, por el liderazgo del mercado de aeronaves comerciales, retrasó su primer vuelo de prueba al menos por tres meses, y pospuso las primeras entregas por alrededor de seis meses para contar con más tiempo para resolver los problemas de producción.

Ahora estima que realizará el primer vuelo de prueba en el cuarto trimestre, frente a una meta previa en junio del 2008 y un objetivo inicial para el verano pasado.

La primera entrega del 787, a la japonesa All Nippon Airways, tendrá lugar en el tercer trimestre del año próximo, dijo Boeing. Antes pronosticaba hacerla a principios del 2009 y su primer plazo había sido para mayo del 2008.

"Nuestro cronograma revisado está basado en un plan alcanzable y muy confiable", afirmó Scott Carson, presidente ejecutivo de Boeing Commercial Airplanes, en un comunicado.

Boeing ahora espera entregar 25 de los nuevos aviones para fines del 2009, menos de un cuarto de su objetivo previo de 109 aeronaves.

Los analistas de Wall Street, que hace meses que dejaron de confiar en las previsiones de Boeing, habían estimado que se entregarían entre 10 y 45 aviones.

Ahora ve
No te pierdas