Venezuela garantiza empleos de Cemex

El gobierno precisó que los empleados tienen asegurado su puesto en el proceso de nacionalizaci Hugo Chávez precisó la semana pasada que comprarían el 60% de la unidad local de la cementera.
CARACAS (Notimex) -

El gobierno venezolano inició este lunes conversaciones con trabajadores de Cemex, a quienes garantizó sus puestos de trabajo cuando la empresa se nacionalice en el futuro mediato y funcione como firma mixta.

El ministro del Trabajo, José Ramón Rivero, se reunió con representantes de los sindicatos de la cementera mexicana en los estados venezolanos Lara, Bolívar, Anzoátegui y la Región Capital, además de funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Rivero descartó posibles despidos en la filial de Cemex en Venezuela y dijo a la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) que "aquellos despidos que sean generados en esta transición serán revisados, porque no vamos aceptar esto".

El funcionario destacó que los trabajadores deben conocer la nueva forma de participar en una firma que inicia su tránsito de una empresa capitalista a una de "capital social".

"Es una agenda que no puede dejarse de lado porque representa una nueva relación laboral que va a permitir una nueva distribución para atender las distintas obras que se realizan en el país", abundó Rivero.

El sábado pasado, el gobierno se comprometió a garantizar la estabilidad laboral de todos los trabajadores de la empresa Cemex en Venezuela, cuya nacionalización ordenó el presidente Hugo Chávez el pasado 3 de abril.

El ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, puntualizó que los empleados extranjeros y locales de la empresa deben de sentir júbilo con la nacionalización, pues se restablecerán "relaciones justas para todos".

"Hoy, los trabajadores garantizaron suficiente producción de insumos para la construcción de cara a la nacionalización de esta industria", indicó el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Cemento del estado Anzoátegui, Óscar Rondón.

En declaraciones a la estatal agencia ABI, el dirigente gremial señaló que "los trabajadores estamos totalmente de acuerdo con la nacionalización" de la cementera.

Solicitaron además la contratación de los empleados que trabajan bajo la figura de la tercerización -proceso en el cual una empresa destina recursos orientados a cumplir ciertas tareas a una firma externa- y el pago de jubilación.

Medios locales informaron que el embajador de Venezuela en México, Roy Chaderton, dijo que las empresas mexicanas pueden funcionar tranquilas "porque, además de que les va muy bien, pueden seguir operando si se ajustan a la posición de nuestra economía".

Chaderton señaló que su gobierno actúa en forma transparente, ya que ofreció comprar el 60% de las acciones de Cemex de Venezuela y existen varias opciones en la mesa de negociación entre ambas partes.

"El gobierno venezolano podría ofrecer comprar hasta el 100% de las acciones de la cementera mexicana, si es que ésta no acepta participar en una empresa mixta", acotó el diplomático.

La filial de Cemex cuenta en el país sudamericano con tres plantas, en las que emplea a una 3,000 personas, y es el mayor productor de cemento en Venezuela, con una capacidad de producción de 4.6 millones de toneladas métricas anuales.

Cemex, la única de las tres transnacionales que operan en el país que se cotiza en la Bolsa de Valores de Caracas (BVC), también cuenta con 32 plantas de hormigón, siete canteras, 12 centros de distribución terrestres y cuatro terminales marítimas.

El valor de mercado de la empresa es de unos 547 millones de dólares y el 25% de sus acciones pertenece a sus trabajadores y a pequeños inversionistas venezolanos.

Ahora ve
No te pierdas