General Motors bajo presión

La automotriz estadounidense recorta la producción de dos fábricas por huelga; la compañía mantiene una suspensión, al menos parcial, en unas 30 plantas
DETROIT (CNN) -

General Motors Corp dijo que recortó la producción de dos fábricas más debido a una huelga del Sindicato de Trabajadores Automotores Unidos (UAW, por su sigla en inglés) en American Axle & Manufacturing Holdings Inc, un proveedor de la automotriz estadounidense.

GM sigue bajo presión por la suspensión, al menos parcial, en unas 30 plantas por la paralización de ocho semanas del sindicato en American Axle, y debido a huelgas o amenazas de interrupción en unidades locales de otras fábricas.

El paro en American Axle ha afectado fuertemente a la producción de los productos de ventas más lentas, como los grandes vehículos deportivos utilitarios y las camionetas.

La acción de los sindicatos de unidades locales pone en riesgo la producción de autos de ventas más rápidas y de todoterrenos.

GM suspendió un turno de una planta en Oshawa, en Canadá, que fabrica los modelos Chevrolet Impala y Buick LaCrosse y redujo la producción de transmisiones de cuatro velocidades en una fábrica en Michigan, para los vehículos Buick Lucerne, Cadillac DTS y para pickups, dijo Dan Flores portavoz de GM.

La planta de Oshawa regularmente tiene tres turnos y casi 4,000 trabajadores por horas. En la fábrica Willow Run trabajan alrededor de 1,500 empleados por hora.

Los negociadores de UAW y American Axle suspedieron las conversaciones la tarde del sábado y se esperaba que las reiniciarán este lunes, para intentar frenar la huelga de 3,650 trabajadores en cinco fábricas en Estados Unidos, dijo Renee Rogers, portavoz de la compañía.

GM y el sindicato el año pasado llegaron a un acuerdo acerca de los salarios y beneficios, en un amplio convenio marco, pero muchas de las unidades locales de UAW todavía tienen que completar sus pactos sobre reglas laborales y otros detalles tienen que ser resueltos en cada planta.

Ahora ve
No te pierdas