Telefónicas contra plan de interconexión

Compañías se manifestaron en contra de las reglas que pretenden abrir nuevos servicios; advierten que la regulación diferenciada disminuirá la inversión, el empleo y la cobertura.
Las empresas de telecomunicacionesquieren seguridad jurídica
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Empresas como Telmex, Telcel, Iusacell, Alcatel-Lucent y Ericsson manifestaron su desacuerdo sobre el anteproyecto que presentó la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) que supuestamente permitirá que un mayor número de mexicanos accedan a las telecomunicaciones y que éstas se adecuen a las nuevas tecnologías.

El Plan Técnico Fundamental de Interconexión e Interoperabilidad pretende dar mayor competencia entre los prestadores de servicios de telefonía e Internet.

Sin embargo, empresas como Telcel consideran que al establecer obligaciones específicas para determinados operadores y un trato diferenciado para las compañías con más usuarios se atenta contra la competencia equitativa.

“Al parecer es una ‘multa por éxito’, el régimen diferenciado inhibe la introducción de nuevos servicios y de nuevas tecnologías”, dijo Telcel en los comentarios que envió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), órgano encargado de revisa, consultar y aprobar el documento presentado por la Cofetel.

México pretende incrementar la penetración de las telecomunicaciones de 24 a 78 líneas fijas y móviles por cada 100 habitantes al 2012, al tiempo de permitir que la interconexión e interoperabilidad entre concesionarios desarrolle nuevos servicios, como la portabilidad de número telefónico, el triple play (voz, datos y video) y el cuádruple play (voz, datos, video y celular).

“De no corregirse el proyecto de el Plan Técnico Fundamental de Interconexión ajustándolo a un propósito puramente técnico (…) puede provocar incertidumbre entre los inversionistas y por tanto darse una contracción en las inversiones”, dijo Alcatel-Lucent, empresa de aplicaciones en telecomunicaciones.

El mayor problema que identifican las compañías de telecomunicaciones es que la autoridad propone lo que se llama desagregación del bucle local, que no es más que permitir que múltiples operadores de telecomunicaciones el uso de las conexiones que enlazan a la central telefónica con las instalaciones de los clientes para que todos los servicios, telefonía. Internet, video y celular confluyan.

Sin embargo, lo operadores como Iusacell, Telmex y Telcel, así como fabricantes de equipos como Ericsson ven un reglamento discriminatorio que no otorga seguridad jurídica a los propietarios de las centrales al tiempo que varias empresas no tienen la capacidad para llevar a cabo este proceso.

Las compañías de telecomunicaciones indican que este proceso se ha dado en países desarrollados cuando más del 40% de la población cuenta con servicios básicos de telefonía, y en México la llamada tele densidad a penas alcanza el 20%.

Las compañías que participan en el mercado mexicano cuya inversión representa aproximadamente el 10% del Producto Interno Bruto recomiendan a las autoridades reguladoras eliminar la discrecionalidad en la definición y aplicación de regulaciones, parámetros y sanciones de lo contrario se corre el riesgo de “un letargo en materia de telecomunicaciones que podría traducirse en pérdidas de inversiones”, dijo Ericsson, uno de los mayores proveedores mundiales de celulares, en una carta a la Cofemer.

La Cofemer deberá decidir si toma en cuenta los comentarios de estas empresas y aprobar el documento en agosto o septiembre próximos.

 

Ahora ve
No te pierdas