Ni un dólar más por Anheuser-Busch

InBev dice que no moverá su oferta de 65 dólares por acción para comprar a su rival estadounide el jefe de la cervecera belga, Carlos Brito, dijo que la oferta es “el precio máximo”.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente ejecutivo de la cervecería belga InBev NV visitó el martes el Congreso estadounidense para promover la adquisición de la local Anheuser-Busch Cos Inc, entre los legisladores escépticos, y dijo a periodistas que 65 dólares por acción es su oferta máxima.

"No, 65 dólares es un gran precio, precio máximo, eso es todo", dijo Carlos Brito, en respuesta a una pregunta de un periodista acerca de si podría elevar la propuesta. A ese precio, el acuerdo tendría un valor de cerca de 46,300 millones de dólares.

Brito conversó con la prensa después de una reunión con la senadora estadounidense Claire McCaskill, del estado de Missouri, quien expresó su preocupación sobre el acuerdo para adquirir la cervecería que tiene sede en San Luis y que fabrica las marcas Budweiser y Bud Light.

Cuando le fue consultado si InBev había contactado al inversionista Warren Buffett o a la cervecería mexicana Grupo Modelo, Brito respondió: "Ahora, estamos tratando de dialogar con su directorio (de Anheuser-Busch), eso es lo primero en la agenda".

Buffett, un conocido inversionista multimillonario, es uno de los mayores accionistas de Anheuser-Busch. Algunos informes han sugerido que Anheuser-Busch está buscando una posible asociación con el grupo Modelo, del que posee un 50.2%, para rechazar la oferta de InBev.

Brito había dicho previamente que esperaba un acuerdo amistoso con Anheuser-Busch y que mantendría a la sede de la empresa en San Luis en el estado de Missouri.

El plan de la empresa europea de comprar Anheuser-Busch tuvo una fría recepción de la senadora Claire McCaskill, una demócrata de Missouri, quien sirvió cerveza Budweiser a todos los invitados.

Después de su reunión con Brito y otros funcionarios de InBev, la senadora, que cumple un primer mandato, dijo: "Fui muy franca ... les expliqué que haría lo que pudiera para evitar que esta venta avance".

McCaskill, que cumple funciones en el Comité de Comercio del Senado, dijo que "es muy poco claro que alguno de nosotros (miembros del Congreso) pueda hacer algo en este punto" más que expresar su desaprobación.

La senadora dijo que estaba preocupada de que la adquisición pueda amenazar las pensiones de los empleados de Anheuser-Busch en su estado, así como a empleos.

"Esta no es una empresa que esté en problemas, y ha proporcionado buenos empleos para la clase media," dijo a periodistas.

"Esta es la clase de empleos que se está perdiendo", añadió.

Ahora ve
No te pierdas