¿Cuál crisis? ¡Los ejecutivos ganan más!

Directivos de las grandes empresas tienen ingresos anuales promedio de casi 8.4 millones de dól las percepciones de los jefes en EU aumentaron 3.5% en los últimos dos años, en medio de la cri
John Thain, director y CEO de Merrill Lynch, recibió compens
NUEVA YORK (AP) -

Mientras la economía estadounidense de desmoronaba y los accionistas veían esfumarse su dinero, los principales ejecutivos de las grandes empresas seguían acumulando ganancias sin precedentes, según un estudio de The Associated Press.

La AP analizó las compensaciones de los máximos ejecutivos de las empresas del índice Standard & Poor’s 500 y comprobó que sus ingresos anuales promedio fueron de casi 8 millones 400 mil dólares, lo que representa un aumento de 280 mil dólares en relación con el 2006.

Este incremento del 3.5% se produjo en momentos en que el panorama de empleados y accionistas se ensombrecía marcadamente y la economía sufría un descalabro motivado en buena medida por el derrumbe del mercado de la vivienda, numerosos despidos y el alza constante de la gasolina y los productos alimenticios.

Al tope de la lista de AP está John Thain, quien asumió la dirección de Merrill Lynch el primero de diciembre del 2007. Recibió compensaciones por un total de 83 millones de dólares, incluidos una suculenta prima y otros incentivos lo suficientemente tentadores como para que decidiese irse de la Bolsa de Valores de Nueva York y hacerse cargo del banco de inversiones, que había sufrido las pérdidas más grandes de su historia.

En total, los diez gerentes generales mejor pagados percibieron más de 500 millones de dólares, a pesar de que dirigían empresas cuyos márgenes de ganancia se redujeron considerablemente.

Numerosas firmas redujeron sus pagos a sus gerentes generales. De las 316 empresas estudiadas por la AP que tuvieron el mismo gerente general dos años seguidos, dos quintos le pagaron menos a sus máximos ejecutivos. Pero ello reflejó en buena medida la desvalorización de las acciones incluidas en esas compensaciones.

En muchos casos, los gerentes generales recibieron grandes aumentos.

Rick Wagoner, de General Motors, anunció este mes que la empresa había cerrado cuatro plantas que fabricaban camiones y camionetas deportivas, cuya demanda decreció por el alza en los precios de los combustibles. Como consecuencia de ello, la empresa sufrió pérdidas del orden de los 39 mil millones de dólares en el 2007, año en que el precio de sus acciones bajó un 19%.

Wagoner, no obstante, ganó 15.7 millones de dólares, lo que representa un aumento del 64% en relación con el año previo.

La economía y la Bolsa de valores tuvieron un año turbulento en el 2007, que puso a prueba la validez del concepto de ''paga según el desempeño''. En teoría, las compensaciones que reciben los ejecutivos dependen de la marcha de la empresa.

Según este concepto, una parte importante de los ingresos de los gerentes generales está en el aire y podría desaparecer si no se logran los objetivos establecidos de antemano.

Pero el análisis de la AP señala que el que una compañía anduviese bien o mal incidió poco en los ingresos de los gerentes generales.

KB Home, por ejemplo, fue estremecida por la crisis en el mercado de los préstamos hipotecarios y la debilidad del mercado de la vivienda. Según la declaración que hace anualmente la empresa a sus accionistas, los ingresos del gerente general estaban directamente vinculados con las ganancias de KB. Se especifica incluso el porcentaje que se llevaría el ejecutivo.

La empresa, sin embargo, no registró ganancias. KB Home perdió casi 930 millones de dólares en el 2007 y sus acciones bajaron un 60%. Pero Mezger percibió 24.4 millones de dólares, según el cálculo de la AP, incluida una bonificación de 6 millones en efectivo.

Cobró la bonificación porque mejoró los objetivos fijados para determinadas áreas, incluida la de la satisfacción del consumidor y la promoción de altos ejecutivos en su primer año como gerente general.

''Las compensaciones son hoy un juego de apuestas'', afirmó Richard Ferlauto, director del departamento de pensiones y beneficios de la American Federation of State, County and Municipal Employees, una organización de Washington que representa a grupos laborales.

''Les sacan la bonificación, pero se las ingenian para asegurarse de que su máximo ejecutivo recibe de todos modos grandes ganancias'', señaló.

Las compensaciones de los principales ejecutivos disminuyeron un poco en las industrias financieras -como bancos, firmas de inversiones, compañías hipotecarias y aseguradoras-, que fueron muy golpeadas por la debacle de los préstamos hipotecarios de alto riesgo.

En las empresas del sector financiero que tuvieron el mismo gerente general dos años seguidos, la paga promedio bajó un 4.25% y fue de 8.7 millones de dólares en el 2007. Esa merma, no obstante, fue inferior a la disminución de las ganancias de la firma, que fue del 6%, y a la desvalorización de sus acciones, que alcanzó al 15%, de acuerdo con Capital IQ, servicio informativo usado por Standard & Poor's.

Hasta las compañías que registran grandes ganancias y cuyas acciones se valorizan a menudo no respetan el principio de paga según el desempeño, según expertos.

Se menciona el caso de la industria energética, cuyos máximos ejecutivos tuvieron un aumento del 32% en sus ingresos en el 2007.

No es ningún secreto que en los últimos años las ganancias de las compañías de gas y de petróleo subieron a las nubes y sus acciones se valorizaron. Pero eso no es necesariamente resultado del astuto manejo de sus gerentes generales sino una consecuencia del alza de los precios del petróleo derivada de las condiciones del mercado.

''El aumento en los precios del petróleo no es algo que deba reflejarse en los bolsillos de los ejecutivos sino en los dividendos de los accionistas'', sostuvo el inversionista Gerald R. Armstrong, de Denver.

Cuando factores externos benefician a una empresa, su gerente general ve aumentar sus ganancias. Pero si esos factores perjudican a la firma, su máximo ejecutivo generalmente no sufre las consecuencias, según Bill Coleman, de Salary.com, que suministra información sobre los sueldos que pagan las corporaciones.

''Que bueno... Me atribuyo todos los éxitos y achaco a factores externos todo lo negativo, aduciendo que eso no debe afectar mi paga'', expresó Coleman.

Hubo algunos ejemplos de empresas que le pagaron menos a sus gerentes generales tras un año malo para la firma.

Dillard, que opera tiendas por departamentos, tuvo un año negro y redujo en dos tercios la paga de su máximo ejecutivo, William Dillard, quien percibió 1.1 millones de dólares.

Es de notar que las compensaciones no siempre están vinculadas con el desempeño de una compañía en el año en cuestión, sino que reflejan el rendimiento de años previos o proyecciones para el futuro.

Ahora ve
No te pierdas