Petrobras minimiza paro

La compañía informó que su producción de crudo alcanzó el 96% de su capacidad pese a la huelga; informó que la producción estaba "prácticamente normalizada", con una reducción de 63,000 barri
Petrobras confía en arreglar la situación mediante el dialog  (Foto: )
RIO DE JANEIRO (CNN) -

La petrolera estatal de Brasil, Petrobras, dijo que la producción en la clave cuenca marítima de Campos, cuyos trabajadores iniciaron el lunes una huelga de cinco días, volvió casi a la normalidad.

La compañía dijo en un comunicado en la noche del lunes que la producción estaba "prácticamente normalizada", con una reducción de apenas 63,000 barriles por día (bpd), para alcanzar el 96% de la capacidad.

En dos estimaciones previas durante la jornada, Petrobras había situado la reducción de la producción en 300,000 bpd y 163,000 bpd.

La Cuenca de Campos aporta más del 80% de la producción de crudo de Brasil, de 1.8 millones de bpd.

En su anterior informe, Petrobras había indicado que sólo dos de las 38 plataformas de producción estaban siendo afectadas y que las cuatro de perforación operaban normalmente.

La compañía confió en revertir la situación en conversaciones con los trabajadores, quienes exigen se cuente como laboral la jornada que emplean para llegar a tierra.

El paro comenzó un día antes de que la Federación Unica de Petroleros (FUP), que agrupa a todos los sindicatos del sector del país, decida en una asamblea si convoca a una huelga nacional por otras reivindicaciones, que afectaría también refinerías y terminales de Petrobras.

La semana pasada la preocupación por el previsto paro en Campos ayudó a empujar al alza a los precios internacionales del petróleo.

El lunes, los precios del crudo moderaron su caída a raíz del paro en Brasil, dejando de relieve la sensibilidad del mercado ante temores por el suministro.

Nueva propuesta

Petrobras dijo que presentó una nueva propuesta a los trabajadores de la Cuenca de Campos, a través del Ministerio del Trabajo, "y continúa empeñada en la búsqueda de una solución rápida y negociada" al diferendo.

La FUP reclama una mayor participación de los trabajadores en los beneficios de la empresa.

El paro en la Cuenca de Campos se inició después de la medianoche del domingo y, según dirigentes sindicales, inicialmente afectó a 33 plataformas.

Sin embargo, Petrobras puso en marcha el Plan de Contingencia mediante el cual, afirmó, "las plataformas de la Cuenca de Campos continúan produciendo y está garantizada la seguridad de las operaciones".

José María Rangel, coordinador del Sindicato de los Petroleros del Norte Fluminense, dijo más temprano que el paro había impedido el bombeo de 400,000 barriles de crudo, reduciendo también la producción de gas natural, que abastece al estado de Río de Janeiro.

La FUP realizó un paro de advertencia el 1 de julio, sin afectar la producción, exigiendo una mayor participación de los trabajadores en las ganancias de Petrobras.

Las ganancias y mercado de la empresa han crecido en los últimos años impulsados por la escalada de los precios del crudo y el aumento de la producción, pero también se dispararon los costos de servicios y equipos petroleros.

Petrobras ha dicho que la participación de los trabajadores en las ganancias del año pasado fue compatible con los beneficios y dividendos pagados a los accionistas, así como que los menores montos individuales se debían al aumento del número de empleados.

Ahora ve
No te pierdas