Fernández anuncia reestatización aérea

La mandataria oficializó la intervención de su gobierno a Aerolíneas Argentinas; la presidenta no descartó una participación privada en la acciones de la empresa a corto plazo.
BUENOS AIRES (Notimex) -

La presidenta Cristina Fernández anunció hoy la reestatización de Aerolíneas Argentinas (AA), en medio de fuertes críticas a los procesos de privatización que el país sudamericano sufrió en la década de 1990.

Acompañada por su gabinete en la Casa Rosada, sede del gobierno, Fernández hizo el anuncio que da vuelta a las políticas que se llevaron a cabo durante la década pasada bajo el gobierno de Carlos Menem (1989-1999).

"Me hubiera gustado que este acto no tuviera lugar, que la empresa hubiera podido llevar adelante una gestión exitosa", dijo la mandataria, ante cientos de personas que colmaron el Salón Blanco para aplaudir la iniciativa.

Recordó que en los 90, una "ola privatizadora" recorrió el mundo, pero aclaró que "más allá de todos los intereses terribles que ampararon esas doctrinas, nosotros los argentinos muchas veces con nuestras conductas alentamos los discursos privatizadores".

Fernández advirtió que, hoy, Aerolíneas Argentinas es una empresa concursada, es decir, que está a un paso previo a la quiebra, por lo cual ordenó que se solicitara una intervención judicial.

Explicó que, después de haber llegado a un acuerdo con el grupo español Marsans, que tenía mayoría accionaria en AA, se enviará un proyecto de Ley al Congreso para fijar las nuevas normas de operación de la empresa.

Incluso, no descartó que en el corto plazo se invite a la iniciativa privada a participar de acciones, pero después de que se establezca el modo de rescate que tendrá la empresa aérea más grande de Argentina.

Advirtió que ahora que 7.7% del Producto Interno Bruto proviene del turismo, es indispensable para el país sudamericano contar con una empresa aeronáutica eficiente.

Antes, el ministro de Planificación Julio de Vido se encargó de los aspectos técnicos al recordar que AA estaba en una situación tal que ya ni siquiera contaba con créditos para solventar sus obligaciones salariales.

Lamentó la desordenada e irregular privatización que Aerolíneas sufrió en 1990, cuando pasó a manos de la española Iberia para después, en 2001, ser adquirida por Marsans.

Cuando AA fue vendida por 560 millones de dólares, explicó, la empresa contaba con prestigio internacional y cubría 28 destinos nacionales y en el extranjero.

En cambio ahora, dijo, AA arrastra una deuda de 890 millones de dólares, tiene 27 aviones alquilados y cubre apenas una veintena de destinos, con una operación deficiente.

Ahora ve
No te pierdas