Hyundai no alcanza sus metas

La automotriz de Corea del Sur tuvo una sorpresiva caída en sus ganancias del segundo trimestre la debilidad del won y el alza en las materias primas provocó una baja de sus ganancias a 542 m
SEÚL (CNN) -

Hyundai Motor Co, el mayor fabricante de autos de Corea del Sur, reportó el jueves una sorpresiva caída en sus ganancias del segundo trimestre, debido a que la debilidad del won elevó el monto de su deuda y a que tuvo que pagar más por el acero y otras materias primas.

El quinto productor mundial de vehículos, junto a su filial Kia Motors Corp, registró un alza de un 11% en ventas y debería exhibir un aumento en sus utilidades para todo el año, gracias a una sólida demanda internacional por sus modelos más pequeños, como el Getz.

Sin embargo, es probable que Hyundai enfrente un segundo semestre más complejo, debido al alza en los costos de los insumos y las pobres ventas de alto margen a nivel nacional, donde la compañía controla alrededor de la mitad del mercado.

"Las ganancias del 2008 de Hyundai debieran ser mejores que las del año pasado", explicó Kevin Lee, analista automotor de Goodmorning Shinhan Securities.

"Sin embargo, la compañía tiene una gran tarea que hacer en el segundo semestre, porque se ve difícil compensar los mayores precios de las materias primas con la reciente decisión de subir los precios", agregó.

Este mes, el fabricante del sedán Sonata redujo su meta de ventas locales para el 2008 en un 6%, aduciendo que el alto precio del combustible aguó el ánimo de consumo en la cuarta mayor economía asiática.

También elevó los precios en un 2% para lidiar con el mayor costo de las materias primas, en especial del acero. Los precios referenciales del acero han subido alrededor de un 60% en lo que va del año.

"En el segundo semestre, no sólo Hyundai, sino también otros fabricantes de autos de Corea del Sur enfrentarán dificultades. Una debilitada economía afectará la demanda por vehículos más exclusivos y modelos comerciales", auguró Kim Yong-soo, analista de SK Securities.

Al igual que otras automotrices globales, Hyundai también enfrenta una desaceleración en los principales mercados occidentales, particularmente en Estados Unidos.

La utilidad neta del período abril a junio cayó a 546,900 millones de wones (542 millones de dólares), contra los 611,500 millones de wones del mismo trimestre del año anterior, con lo que no alcanzó los 632,200 millones de wones que esperaban, en promedio, once analistas consultados por Reuters.

La compañía solicitó un préstamo de 330 millones de euros (517.5 millones de dólares) para construir una segunda fábrica en India y el valor de su deuda aumentó por un won más débil. La moneda surcoreana cayó en más de un quinto contra el euro durante el segundo trimestre.

No obstante, el debilitamiento del won ayudó a Hyundai a ganar competitividad en el extranjero, en especial contra rivales japoneses como Toyota Motors Corp, que debe luchar contra un yen más fuerte.

Las ventas del segundo trimestre crecieron un 11,1%, a 9,110 billones de wones.

Hyundai reportó ganancias operativas por 663,000 millones de wones, por debajo de una estimación promedio de 694,000 millones, pero por sobre el resultado revisado del mismo período del año pasado de 623,000 millones.

Ahora ve
No te pierdas