Apple quiere un iPhone más global

La empresa logró lo que pocos creían: convertir su logo y su gadget en símbolos de una generaci pero enfrenará a Nokia en el terreno de los móviles, quien no dejará la cima tan fácilmente.
La marca de la manzana se globaliza más. (Especial)  (Foto: )
Regina Moctezuma
SAN FRANCISCO -

Pocos pensaron que la tecnología pudiera tener el mismo impacto que una religión; que un gadget se convirtiera en bandera y una manzana en ícono de un grupo de fanáticos cada vez más representativo; pero Steve Jobs lo sigue logrando.

Esta vez, el resurgimiento del iPhone es el motivo. Y ante más de 5,000 personas que aguardaban su llegada como si se tratase de un gurú religioso o político, Jobs presentó aquí su evangelio, en forma de un dispositivo, más global, más barato, más poderoso.

Eran las 10 de la mañana de un día clave para las ventas futuras de muchas empresas, Telcel, de América Móvil, entre ellas. Mientras tanto, desarrolladores, periodistas, camarógrafos, hombres de negocios y estudiantes, casi todos fanáticos de Apple, llevaban dos horas sentados en el suelo, ansiosos de conseguir un lugar en las primeras filas del Moscone Center, cerca del ‘genio’. Era sólo la Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple, pero flotaba un misticismo capitalista, de admiración por la innovación.

“Steve Jobs es visionario, y Apple hace lo que él dice. Eso es muy diferente a empresas como 3M, que trata de construir un sistema que motiva a tener nuevas ideas”, explica Michael Mace, director de Rubicon Consulting.

Los aplausos y vítores crecían conforme Jobs, vestido con su clásico suéter negro, jeans y tenis, hacía cada anuncio. Primero presentó la plataforma 2.0 para el iPhone, que desde su lanzamiento, 95 días antes, había tenido más de 250,000 descargas por su programa para crear aplicaciones para Mac; 35% de las firmas de la lista de Fortune probaron su capacidad de conectar con Microsoft Exchange, para compartir email, contactos, calendarios e, incluso, borrar su contenido remotamente en caso de pérdida.

De esta forma, el iPhone se abre camino en el mercado empresarial, disputado por empresas como RIM, con el BlackBerry, y Palm, con su modelo Treo 750, y ya suma conquistas con firmas como The Walt Disney Company y su vicepresidente de Estrategia y Arquitectura de Tecnología de Información, Randy Brooks, para quien “puede empacar el poder de una laptop en el tamaño de un smartphone”.

Después, el anuncio que causó el furor: un paquete de herramientas llamado kit SDK, que permite a desarrolladores y casi a cualquier persona con conocimientos en ingeniería en sistemas crear aplicaciones para el iPhone, desde juegos hasta programas para estudiantes y profesionales médicos.

“Mi aplicación favorita es la de MIM Vista... algo que no había pensado, poder caminar por el hospital viendo el cuerpo de alguien en un celular”, dice Bob Borchers, director de Mercadotecnia de Producto para el iPhone.

Esta aplicación médica es la solución a la saturación de las estaciones de rayos X en los hospitales, pues los médicos podrán ver la anatomía y el metabolismo de su paciente en su iPhone dentro y fuera del hospital y compartir con él las imágenes.

Los desarrolladores no están solos en la aventura de crear para el iPhone. Podrán distribuir sus aplicaciones en tiendas Apple en 62 países. Lo interesante es que el desarrollador le pone precio a su aplicación –hasta ahora ninguna pasa de 9.99 dólares–, se queda con 70% de las ganancias y el producto puede ser descargado inalámbricamente desde cualquier iPhone.

El primer cumpleaños
Al celebrar el primer año de vida del iPhone, Jobs aprovechó para hacer un regalo: la versión 3G, que este año llegó a 70 países, entre ellos, México.

Jobs sabe que el primer modelo iPhone estaba autorizado en seis países, pero se generó una gran ola de celulares desbloqueados e, incluso, pirata.

Ante ello, Apple bajó el costo del modelo 3G a 199 dólares, en cualquier país del mundo, según Jobs, pero cada operadora telefónica tendrá la última palabra.

“Telcel lo está pensando para usuarios de pospago; sería importante una buena campaña para que los piratas migren al mercado legal”, destaca Evelyn Pineda, analista de Telecomunicaciones de Select, una firma de investigación.

Una experiencia total
El nuevo iPhone promete para todo el mundo las mismas aplicaciones y funciones que en Estados Unidos, sin embargo, el soporte de la red 3G en cada país será determinante para que esta promesa se cumpla.

“México es un gran mercado, muy sólido, y América Móvil es un excelente socio, tiene gran presencia en México y la cobertura de 3G es buena”, dice Borchers, es por eso que figura en la lista de 22 países a los que llegó el iPhone el 11 de julio de este año, de hecho, el único de América Latina para esa fecha.

La inclusión de mapas GPS en el nuevo celular o la participación de terceros en la creación de aplicaciones alegraron a muchos fanáticos de la marca, pero hay inconformes, decepcionados porque el nuevo iPhone no trae la función de videograbación ni videoconferencia, uno de los principales atributos de la red 3G.

“La cámara ha funcionado bien, pero en cuanto al video, queremos hacerlo con una calidad excelente, hasta entonces lo lanzaremos”, puntualizó Borchers. Es decir, la empresa tiene margen para mejorar o para corregir.

Lo que sí destaca es que la apuesta por Apple sea MobileMe, programa descrito como ‘Exchange para el resto de nosotros’ que transfiere email, contactos y los calendarios de la Mac al iPhone en el momento que se actualizan.

Con productos como éste, pareciera que Apple está ampliando su oferta para llegar a un mercado más versátil que vaya mucho más allá de sus fieles seguidores, “lo que aún no sabemos es si los consumidores ‘normales’ querrán el nuevo iPhone. ¿Es un juguete para geeks o una revolución para ‘el resto de nosotros’? Eso lo sabremos el año entrante”, estima Mace.

Mientras tanto, siguen las apuestas por cuál será la marca líder en el mercado de telefonía móvil en los próximos años. Para Mace, que trabajó durante 10 años en Apple, es probable que Nokia continúe a la cabeza a nivel mundial por su fuerte marca y experiencia en manufactura, Samsung intentará desafiarlo pero no es tan bueno en mercadotecnia. Sin embargo, la incógnita es quién será el creador de los celulares más innovadores en los próximos cinco años y para eso, no hay respuesta.

Ahora ve
No te pierdas