Compra “en rojo” y ahuyenta al Sida

Una decena de marcas del mejor prestigio destinan parte de sus ganancias a la cruzada contra el la epidemia causa unas 4,400 muertes diarias, mientras que el costo del tratamiento va en aumen
Una decena de marcas participan en "Red" una unión del secto  (Foto: )
Cristina Ávila-Zesatti
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Qué tienen en común un celular Motorola, unos tenis Converse, un reloj de Emporio Armani, una camiseta Gap y una computadora Dell?  La respuesta a esta pregunta tiene una cara fácil y otra difícil.

Fácil: todas estas marcas tienen en común el color rojo en algunos de sus productos. Difícil: todas han adoptado esta tonalidad para etiquetar algunos de sus productos, y unirse así en la lucha contra el sida, una epidemia que padecen 37 millones de personas, según los últimos datos de ONUSIDA, la mayoría de ellas (casi el 70%) en África.

Estas compañías “vestidas de rojo-activismo” pertenecen a “Red”, un organismo del sector privado que hace visible el problema del Sida creando conciencia a través de sus marcas y destinando parte de sus ganancias para ayudar a los países más golpeados por esta enfermedad.

La iniciativa (que es en realidad una marca en sí misma) propone además un círculo virtuoso: no solamente las empresas contribuyen, sino que se involucra en el proyecto (en un peculiar activismo a través del consumo responsable y elegido)  a los consumidores de cada una de estas firmas.

 ¿Cómo funciona?

Su página oficial explica la mecánica: quienes opten por comprar estos “productos rojos” de las líneas que pertenecen a Red,  entienden que su costo es un poco más alto, porque el “plus” se destinará a los recursos del Fondo Global para la lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

Actualmente, una decena de marcas del más alto prestigio participan en esta muy “sui generis” unión empresarial, y que fue creada en 2006 por el cantante Bono y Boby Shriver, bajo el objetivo de motivar al sector privado a que participara directamente en la cruzada mundial contra el Sida (y otras enfermedades como la Tuberculosis y la Malaria, los principales focos del Fondo Global)

Bono y Sriver se han asegurado de “fichar” a las mejores marcas, para crear esta “marca roja”:  American Express, Converse, Gap, Emporio Armani, Motorola, Apple, Hallemark, Dell y Microsoft y más recientemente Nike, que ha anunciado su incorporación a las marcas “Red”.

¿Rojo sangre? No, rojo esperanza

El color adoptado para esta “unión de firmas” tiene que ver en principio con la emergencia: el Sida es una enfermedad que (hasta el momento) no tiene cura, y que mata diariamente a unas 4,400 personas en el mundo, -según los últimos reportes de diversos organismos internacionales-.

Por otro lado, el tratamiento con los antirretrovirales (ARV) se ha incrementado cinco veces desde 2003 y se estima que apenas el 28% de las personas infectadas pueden tener acceso a estos medicamentos, que lo único que hacen es retrasar los efectos del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Informes del ONUSIDA estiman que para alcanzar un acceso universal a este tipo de medicamentos, el financiamiento actual debería quintuplicarse, pues serían necesarios unos 30,000 millones de dólares en 2009 y 42,000 millones de dólares para 2010.

Por eso la iniciativa de “marcas Red” es también un proyecto esperanzador que involucra directamente al sector privado a través de las ventas de estos artículos.

La buena noticia es que desde el lado más consumista que habita en nosotros, también es posible contribuir con la simple elección de un producto rojo.

Desde su nacimiento a la fecha, la “red roja” ya ha logrado canalizar 63 millones de dólares para la lucha contra el Sida, con lo que se convirtió en el 15avo mayor donador del Fondo Global en 2007.

Ahora ve
No te pierdas