Lufthansa niega alianza con Alitalia

La firma aérea alemana rechazó algún tipo de negociaciones con la empresa italiana; el Banco Intesa SanPaolo, principal interesado en adquirir Alitalia, fue quien hablo de la alia
La huelga Lufthansa afectará operaciones de dos aeropuertos
BERLÍN (Notimex) -

La compañía aérea alemana Lufthansa rechazó este domingo mantener algún tipo de conversaciones o de negociaciones para una sociedad con Alitalia, como plantea el Banco Intesa SanPaolo.

Portavoces de Lufthansa desmintieron en pláticas que ya haya algún tipo de conversaciones al respecto con Alitalia.

El diario italiano "Il Sole 24 Ore" publicó que el Banco Intesa SanPaolo, consultor y principal interesado en la compra de Alitalia, pretendía iniciar negociaciones con Lufthansa para que la aerolínea italiana, en el marco de su proceso de venta, cuente con un socio internacional.

El rotativo comentó el miércoles pasado que el consultor designado el pasado 3 de junio por el presidente italiano, Silvio Berlusconi, para sacar de la quiebra a la compañía aérea, prefería que la nueva Alitalia cuente con un socio internacional como Lufthansa antes que Air France-KLM.

Lo anterior, teniendo en cuenta las inversiones de la aerolínea alemana en el aeropuerto de Milán-Malpensa.

Lufthansa firmó en abril pasado un memorando de entendimiento con Sea, la sociedad que gestiona los aeropuertos de Milán, con el objetivo de incrementar su presencia en el aeropuerto de Malpensa.

Con ese fin la compañía aérea alemana posicionará a principios del próximo año seis nuevos aviones Embraer 195 para poder aumentar los enlaces desde el aeródromo italiano.

Tras el intento de vender la aerolínea durante más de un año y medio, Berlusconi informó hace unas semanas que inversores privados italianos decidieron apostar por la compañía para sacarla de la crisis en la que está sumida.

Se prevé que el grupo de inversores deba invertir 700 millones de euros en Alitalia como parte del plan de reestructuración de la compañía.

En la nueva Alitalia se integrarían el 42% de la actual cuota de mercado de la compañía y un 23% de AirOne para después buscar un socio sólido internacional.

Pero deben darse prisa antes de que se formalice el ingreso en el consorcio de los socios privados para evitar que el nuevo grupo no cuente sólo con la debilitada Alitalia y la pequeña AirOne.

Según las informaciones publicadas en el periódico italiano "Il Giornale", Alitalia necesitaría una inversión de mil millones de euros.

Cada uno de los interesados debe aportar en el transcurso del plan de salvación del Banco Intesa SanPaolo entre 50 y 100 millones de euros. Además, el plan de reforma incluye el despido de entre 5,000 y 6,000 trabajadores de la compañía.

Pero hasta el momento se desconoce al socio internacional. Por ahora sólo son versiones que han publicado los medios de comunicación.

Si, como se dice, los alemanes aceptaran las propuestas de la entidad italiana, serían satisfechas las pretensiones políticas de la Liga del Norte, partido político que exige que Alitalia potencie su presencia en el aeropuerto de Milán frente al centro de interconexión de vuelos de Roma-Fiumicino.

Por el contrario, la oferta que la compañía aérea Air France- KLM lanzó por la aerolínea italiana preveía precisamente concentrar las rutas de Alitalia en el aeropuerto de Roma. Las negociaciones de venta de la aerolínea al grupo Air France-KLM se rompieron a finales de abril.

Ahora ve
No te pierdas