Alemania se blinda contra extranjeros

El país acordó reglas para proteger a empresas nacionales de adquisiciones por parte del exteri el gobierno podría vetar la compra de participaciones de 25% o más por compradores fuera de la
El país europeo busca controlar las adquisiciones de empresa
BERLÍN (CNN) -

El gabinete alemán acordó el miércoles lanzar un paquete de reglas para proteger a las firmas nacionales de potenciales adquisiciones extranjeras, tras lo cual el Gobierno prometió usar con moderación esos poderes ante las críticas de los grupos empresarios.

El gabinete aprobó un plan para permitir que el Gobierno revise y vete la adquisición de participaciones de un 25% o más en firmas alemanas por parte de compradores fuera de la Unión Europea o de la Asociación Europea de Libre Comercio para proteger "el orden o la seguridad" del país.

Las reglas buscan evitar que los fondos soberanos de países como Rusia o China obtengan influencia en sectores estratégicos.

Pero han despertado intranquilidad entre los economistas y los grupos industriales, que dicen que el Gobierno del principal exportador de bienes del mundo está adoptando medidas que podrían ser vistas por los mercados como proteccionistas.

Eso, señalan, puede estar espantando a los inversores.

"Alemania está y continúa abierta a las inversiones extranjeras", dijo en una conferencia de prensa el ministro de Economía, Michael Glos.

"Esto es puramente una medida precautoria y se utilizará en casos extremos", agregó Glos.

Bajo las nuevas disposiciones, el Ministerio de Economía podrá examinar una adquisición en cualquier sector hasta tres meses después de realizada o tras hacerse pública la intención de hacer una compra. Luego, tendrá dos meses para decidir si veta la operación.

En un escenario de crecientes temores sobre la influencia de los fondos soberanos, que controlan 3 billones de dólares en activos a nivel global, Glos enfatizó que las normas no están meramente dirigidas en contra de esos instrumentos de inversión.

Glos indicó que tales fondos habían ya invertido en firmas alemanas, haciendo mención al 7.6% de participación de la Autoridad Inversora de Kuwait en la automotriz Daimler como una asociación exitosa.

Pero la garantía de Glos a los inversores pareció caer en oídos sordos.

La asociación industrial de Alemania, BDI, criticó duramente a la nueva iniciativa y señaló que más de 2 millones de empleos alemanes dependían de compañías de propiedad extranjera.

"El propuesto control del Gobierno sobre las inversiones está emitiendo una señal equivocada con respecto a Alemania como un lugar de inversión", dijo el gerente general de BDI, Werner Schnappauf.

También dijo que la ley, que entraría en vigencia en enero del 2009 tras la aprobación del Parlamento, podría encontrar problemas dentro la Unión Europea, que promueve el libre movimiento de capital, pero Glos desestimó esa posibilidad.

Ahora ve
No te pierdas